¿Gripe o resfriado?

RAQUEL SANTAMARTA (SPC) - domingo, 20 de enero de 2019
¿Gripe o resfriado?
Uno de cada 10 españoles confunde ambas patologías y, en plena estación fría, conviene saber distinguirlas para tratar cada una de la manera adecuada

España ya respira gripe. El virus de la influenza comienza su escalada de contagios con casi 48 por 100.000 habitantes y amenaza con despertar del letargo. Una tasa de incidencia en los primeros días de 2019, reflejada en el sistema de vigilancia del Instituto de Salud Carlos III, que aún dista mucho de los 212,8 episodios que se registraron en el mismo período del año pasado. Así, el umbral de la epidemia (fijado en 55,5) solo se ha superado en Baleares, mientras que en Cantabria, Navarra, País Vasco y Melilla ya se rebasó en semanas previas. 
Los mayores de 64 años son el colectivo más afectado por la gripe, un virus que, una vez que el frío entra en escena, deja a un buen número de personas en la cama y comporta un importante gasto en bajas laborales y fármacos para el sistema sanitario. 
Escalofríos, fiebre, estornudos, dolor de cabeza y garganta, molestias musculares y malestar general forman parte de la sintomatología más habitual de la gripe. A este respecto, hay que remarcar que el tratamiento con antibióticos no es eficaz y puede provocar un aumento de las resistencias bacterianas. De este modo, al enfermo no le queda otro remedio que acudir a los analgésicos y a los antitérmicos para sobrellevar un proceso que, aproximadamente, suele durar entre una y dos semanas.  
En este contexto, cabe destacar que el III Estudio CinfaSalud Percepción y hábitos de la población española en torno al resfriado y la gripe revela que uno de cada 10 españoles aún confunde patologías que afectan a las vías respiratorias. 
«Causan molestias muy similares, pero cada una se combate de forma distinta», advierte el doctor Julio Maset, médico del laboratorio. Así, mientras el resfriado o catarro es una enfermedad leve, la gripe puede derivar en complicaciones como bronquitis o neumonía en determinados grupos de riesgo. Por este motivo, «es importante saber distinguirlas y tratar cada una de la manera adecuada».
La investigación de Cinfa revela que tres de cada cuatro ciudadanos aseguran padecer alguna de estas patologías al menos una vez al año y la mitad confirma que sufre uno o dos resfriados o gripes anualmente. Incluso, uno de cada cinco españoles se resfría al menos tres veces. Por eso, «más que nunca en esta época en la que pocos se libran de caer enfermos, conviene saber bien si estamos ante un catarro o algo más grave», señala el experto dejando claro que «si no hay fiebre elevada, no es gripe».
Ambas patologías están causadas por diferentes tipos de virus. No obstante, mientras la influenza provoca la gripe, el catarro puede estar causado por más de 200 tipos como el rinovirus y el coronavirus, responsables prácticamente de la mitad de los casos. Además, aunque los dos procesos duran entre una semana y 10 días, el período de incubación de la gripe (de 48 a 72 horas) es mayor que el del resfriado (de 18 a 36 horas). 
la clave, en la fiebre. La mayor diferencia radica en sus síntomas. Como explica el doctor Maset, «los cuadros gripales suelen cursar con fiebre alta, que puede aparecer de forma brusca y alcanzar hasta 40 grados». No es frecuente la congestión nasal, ni tampoco los estornudos. Además, la tos suele ser seca. En cambio, «los resfriados se caracterizan por la presencia de moco fluido, acuoso y abundante, acompañado de picor de garganta y ojos llorosos».
«Es fundamental tratar los síntomas y frenar la propagación de los virus con hábitos como lavarnos las manos o tomar muchas frutas y verduras que ayudan a desarrollar las defensas», asegura. Unas medidas que, junto a la inmunización en el caso de la gripe, se revelan la prevención más eficaz. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Natv.es se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD