May aleja una moción pero eleva el descontento del Ulster

SPC - miércoles, 21 de noviembre de 2018
May aleja una moción pero eleva el descontento del Ulster - Foto: TOBY MELVILLE
El Gabinete británico respalda unánimemente a la primera ministra antes de la cita con la UE, mientras los unionistas del Ulster amenazan con romper el acuerdo de gobierno

Una de cal y otra de arena para la primera ministra británica, Theresa May, quien se encuentra inmersa en una campaña para tratar de cerrar todos los apoyos necesarios al acuerdo del Brexit en el Reino Unido que le permitan ir con libertad a la cumbre europea del próximo domingo, en la que los 28 Estados de la UE discutirán dicho texto.
Por un lado, la premier consiguió ayer aunar a su Ejecutivo, después de una reunión en la que se incorporaron los nuevos miembros del Gabinete tras las dimisiones de la semana pasada y en la que los ministros se mostraron «totalmente unidos» en el respaldo a la líder conservadora, cuyo puesto parecía tambalearse hace apenas unos días.
Es más, May también vio cómo se alejaba la posibilidad de que en las filas de su propio partido se plantee una moción de confianza contra ella, después de que el influyente diputado tory, el euroescéptico Jacob Rees-Mogg, admitiese que resulta «difícil» reunir las 48 firmas necesarias para presentar esa cuestión.
El parlamentario consideró que es «ahora» la ocasión adecuada para intentar apartar a May del puesto, aunque admitió que es «más que probable» que ésta continúe al frente de los conservadores y sea su candidata en las elecciones generales previstas para 2022.
Eso sí, no todo son buenas noticias para la mandataria, ya que desde Irlanda del Norte, su socio de Gobierno, el Partido Democrático Unionista (DUP), amenaza con retirarle su apoyo por un acuerdo del Brexit que considera que incumple «todas las promesas» efectuadas por la primera ministra para evitar que la región del Ulster se separe «constitucional o económicamente del resto del país».
Ante estas críticas, la dirigente insistió en que el pacto alcanzado con la UE sitúa a Irlanda del Norte en una «posición fantástica» y que el futuro para ese territorio «es ciertamente brillante».
«Será una puerta de entrada tanto para el mercado de la Unión Europea como para el resto del Reino Unido; ofrecerá un régimen regulador favorable a los negocios, una fuerte presencia en Westminster, seguirá siendo un lugar atractivo para vivir, invertir y hacer negocios», insistió.
Sin embargo, desde Belfast, el DUP -que cuenta con 10 diputados que sostienen el Ejecutivo conservador en el Parlamento- avisó a la premier de que el acuerdo de gobierno es de «confianza y suministro». «Nosotros tenemos un acuerdo con usted, pero usted tiene que mantener su parte del trato, si no, no estaremos obligados a cumplir con la nuestra», avisó.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Natv.es se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD