Cuatro décadas asegurando que el santo no falta al encierro

NATV
-

Después de disfrutar de los primeros bailes de la jornada en las dianas, Mariví Esparza se pone manos a la obra, recoge a San Fermín en el Ayuntamiento y lo coloca en la hornacina. Lo lleva haciendo cada día de San Fermín desde 1978.

Mariví no ha faltado a esta cita desde que se instaurara hace cuatro décadas. Recuerda con cariño muchas anécdotas que ha vivido en los amaneceres sanfermineros. Ahora su hija recoge el testigo de una tradición imprescindible como colocar al santo en la hornacina cada mañana. Después lo devuelven al Ayuntamiento, donde pasa el día. El resto del año el santo 'vive' en casa de Mariví.

 

Cuatro décadas asegurando que el santo no falta al encierro
Cuatro décadas asegurando que el santo no falta al encierro - Foto: NATV