Trama ilegal: 335 personas pierden su padrón en Tudela

NATV
-

Importante operación en Tudela que ha desbaratado una trama ilegal que se dedicaba a empadronar a personas de origen extranjero en pisos donde no vivían para cobrar ayudas públicas.

La investigación, ha indicado, se inició en junio al detectarse desde los servicios generales del Ayuntamiento empadronamientos masivos, entre 20 y 50 personas por domicilio, en al menos 10 pisos de Tudela alquilados para este fin.

Entre otras medidas se ha procedido a “desempadronar” a 335 personas con certificados de empadronamiento falsos y a estudiar las posibles ayudas que estas personas reciben de los Servicios Sociales del Ayuntamiento.
Trama ilegal: 335 personas pierden su padrón en TudelaTrama ilegal: 335 personas pierden su padrón en Tudela - Foto: NATV
Toquero ha explicado que "muchos de los empadronados en estos pisos no viven en Tudela ni en Navarra e incluso algunos de ellos están fuera de nuestro país y pese a ello pueden estar beneficiándose no sólo de documentación oficial, sino también de ayudas económicas que no les corresponden".

"Se trata por tanto de no pervertir el sistema y dar las ayudas a los que realmente la necesitan y cumplen los requisitos”, ha afirmado el alcalde, quien ha insistido en que "no se trata de no conceder ayudas, se trata de darlas a las personas que realmente las deban disfrutar y que nadie se lucre de la mala situación que estas personas sufren”.

Así, se ha iniciado el "desempadronamiento" de las personas que no vivían en esos pisos y hasta el momento se han realizado 335.

Además, se están revisando las ayudas concedidas desde el año 2017 y, en especial, las otorgadas durante 2018 y primer trimestre de 2019, “periodo en el que hemos comprobado que han tenido lugar estos hechos", ha señalado Toquero.

Se han puesto asimismo los hechos en conocimiento del departamento de extranjería de la Policía Nacional.

En la rueda de prensa también se ha dado a conocer la existencia de los denominados “pisos de camas calientes”, en los que se pagan hasta 50 euros mensuales por ocupar un espacio para pernoctar bajo techo durante las noches.

“Unos hechos lamentables por las condiciones en las que conviven, hasta 50 personas hacinadas en los suelos”, pero de complicada solución, ha admitido Toquero, ya que es necesaria una denuncia por escrito para poder tramitar el problema por la vía judicial.