2.500 trabajadores del metal consiguen un aumento de salario

NATV
-

Los sindicatos UGT (36,27% de la representación) y CCOO (15,38%) han firmado con las patronales del sector (ADEN y Asociación de Ferreteros de Navarra) el convenio colectivo de Comercio del Metal de Navarra, que afecta a unos 2.500 trabajadores.

El convenio tiene una vigencia de cuatro años (2019-2022), con una cláusula de ultractividad indefinida que desactiva la reforma laboral en este aspecto, según informa la UGT, que destaca que recoge "unos incrementos salariales que garantizan la mejora del poder adquisitivo, uno de los objetivos prioritarios que se habían planteado los sindicatos al inicio de las negociaciones".

El convenio establece una subida salarial del 1,7 % para este año 2019 IPC de 2018 más 0,5 %, que se aplicará con carácter retroactivo al 1 de enero.
Firmado el convenio de metal que afecta a 2.500 trabajadoresFirmado el convenio de metal que afecta a 2.500 trabajadores - Foto: ARCHIVO
Para el resto de los años, la subida será del 1,5 %, con una cláusula que garantiza el IPC del año anterior más 0,25 % cada año, y que en caso de superar el 3 %, tendrá como contraprestación una reducción de 4 horas en la jornada anual en el 2022.También se actualizan las categorías más bajas a un salario mínimo de 14.000 euros al año.

En cuanto a permisos, se posibilita la acumulación por lactancia dos semanas y en los casos de ampliación del permiso retribuido por desplazamiento, se considera traslado un trayecto mínimo de 150 kilómetros.

El acuerdo recoge mejoras en las excedencias, con la posibilidad de que los trabajadores se acojan a una excedencia de un mes con reserva de puesto de trabajo, siempre y cuando se garantice el mantenimiento de la actividad en la sección o centro correspondiente, así como que el 75 % de la plantilla de la sección o centro de trabajo se encuentre activa.

En lo referente al contrato eventual, las empresas podrán realizar contratos de hasta 12 meses en un periodo de 18 y las que recurran a ellos no podrán tener más del 10% de su plantilla eventual (antes era entre el 25 % y el 35 %), incluidas las contrataciones por ETTs y excluyendo los contratos de relevo, una medida que para la UGT va a contribuir a reducir la eventualidad en el sector.

La UGT valora "positivamente que durante la negociación se haya conseguido frenar la pretensión de la patronal de aumentar la flexibilidad y de eliminar el derecho del trabajador a decidir si se acoge a la jubilación parcial, lo que suponía un retroceso importante para este sector, al igual que se ha evitado el empeoramiento del pago de las bajas (IT), que los empresarios querían vincular con el absentismo".