La demolición de Argal y Tallunce terminará en octubre

NATV
-

Las obras de derribo de las antiguas instalaciones de Argal y Tallunce, visitadas esta mañana por los miembros del Consejo de Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona, finalizarán a principios de octubre.

El coste será asumido proporcionalmente por los miembros del Consorcio del Tren de Alta Velocidad: Ayuntamiento de Pamplona un 30,77%, el mismo porcentaje que el Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Zizur Mayor un 23,08% y a la Cendea de Cizur un 15,38 % del total.

Los miembros de Gerencia de Urbanismo, encabezados por el alcalde, Enrique Maya, han conocido los detalles del derribo de los edificios industriales abandonados llevadas a cabo este verano, durante una visita que han realizado esta mañana, informa el Consistorio.

La demolición de Argal y Tallunce terminará en octubre
La demolición de Argal y Tallunce terminará en octubre - Foto: NATV

El solar que ha quedado libre está situado en la avenida de Aróstegui, 24 y se corresponde con las parcelas catastrales 2652 y 2700 del Polígono 4, contemplado en el Proyecto de Urbanización del PSIS de Etxabakoitz desde 2015. Las dos parcelas lindan con la vía del tren al Norte y con la avenida de Aróstegui al Sur.

- Foto: NATV
Adjudicados por 153.827 euros (IVA no incluido), los trabajos han tenido un coste final de 191.148,55 euros (IVA no incluido) ya que durante la demolición aparecieron unos sótanos de los que no se tenía constancia, apunta el Consistorio.

La empresa adjudicataria, Construcciones y Excavaciones Erri Berri S.L, ha solicitado un aumento del plazo del contrato de derribo de quince días porque fue requerida con carácter de emergencia por el Gobierno de Navarra para los trabajos de limpieza y reconstrucción de la carretera N-121, Pamplona-Tudela, en la “Curva del Maño”, afectada por las inundaciones ocurridas en la zona de Tafalla el pasado 8 de julio.
- Foto: NATV

Los trabajos han incluido los derribos de los edificios, los sótanos y la cimentación, sin comprender el Centro de Transformación de Iberdrola. Cuando finalicen las obras quedarán las dos parcelas como una explanada ya que se rellenarán los huecos de los sótanos con el material obtenido en el machaqueo que se realiza con los restos del derribo. El material sobrante será recogido en el fondo de las parcelas.

En estos momentos, ha finalizado la demolición y falta igualar el terreno rellenando el vaso de los sótanos. El mismo día de la visita se ha dado inicio a los trabajos de machaqueo. Entre los residuos obtenidos se han recuperado 585,68 toneladas de corcho, 120 toneladas de metal (ferralla), 95,44 toneladas de madera, 57,86 toneladas de basura y 2,66 toneladas de amianto.

El Ayuntamiento está estudiando los usos que podría tener el solar, entre los que figura la posibilidad de convertirlo en aparcamiento disuasorio provisional.