Apoyos Metálico cierra su planta de Olazti con 73 empleados

NATV
-

La empresa Apoyos Metálicos cerrará su planta de Olazagutía la próxima semana, lo que supondrá el despido de 73 trabajadores.

La empresa Apoyos Metálico cierra su planta de Olazagutía - Foto: Google Maps

A principios de julio la dirección de la empresa, perteneciente al Grupo Daniel Alonso de Asturias en un 66% y al Grupo Siemens Gamesa en un 33 por ciento, comunicó al comité de empresa su decisión irrevocable de cerrar la planta.

El comité de empresa ha explicado que, "una vez constatada la falta de voluntad de la empresa para continuar así como la falta de garantías del Gobierno de Navarra para emprender un plan riguroso de reindustrialización, la plantilla realizó este martes una votación en la que por 50 votos a favor y 6 en contra decidió aceptar la última propuesta de la empresa que recoge mejoras económicas con respecto a lo que marca el Estatuto de los Trabajadores y que suponen una indemnización media por trabajador de 41.000 euros".

Asimismo, se han recogido una serie de mejoras para los trabajadores de más de 55 años. En consecuencia, la totalidad del comité de empresa (ELA, LAB y UGT) ha suscrito el expediente de regulación de empleo dando fin así a la actividad industrial de una empresa con más de veinte años de existencia.

La plantilla de Apoyos Metálicos ha venido realizando paros, concentraciones y manifestaciones. A lo largo de estos 2 meses el comité de empresa ha tratado de implicar a Gamesa y al Gobierno de Navarra para garantizar la continuidad de la actividad industrial y con ella los puestos de trabajo.

El presidente del comité de empresa, Sergio Goñi (ELA), ha lamentado en una nota "la falta de concreción demostrada por parte del Gobierno de Navarra, que, tras haberse reunido en varias ocasiones con los representantes de los trabajadores, no ha sido capaz de hacer las gestiones necesarias para atraer un socio industrial que pudiese garantizar un proyecto industrial de futuro".

ELA ha apuntado que Apoyos Metálicos está encuadrada en el sector eólico, "uno de los sectores que según el acuerdo programático el nuevo Gobierno de Navarra quiere potenciar, y el cierre de esta empresa es una deslocalización puesto que la misma actividad se va a realizar en Asturias".

Según el sindicato, "el grupo Daniel Alonso ha aprovechado las ventajas que le facilitan las sucesivas reformas laborales, que dejan en una situación de total indefensión a las plantillas, y ha decidido el cierre de esta planta que tiene como consecuencia el despido de 73 personas".