Pamplona reivindica los retazos de vida de las mujeres

NATV
-

Hacer memoria colectiva y recuperar los retazos de vida de las mujeres en Pamplona son los objetivos de los coloquios con mayores organizados por el Área de Cultura e Igualdad del Ayuntamiento de la ciudad.

Pamplona reivindica los retazos de vida de las mujeres - Foto: NATV

“Recoger la memoria de las mujeres en la historia de la ciudad, dar luz a esta parte que ha estado invisibilizada” es parte del objetivo del programa 'Memoria de las mujeres', ha explicado Zaloa Basabe, coordinadora de igualdad del consistorio pamplonés.

Los grupos de trabajo se basan en coloquios y conversaciones que invite a los mayores de la ciudad a “repensar la historia” de la ciudad, no solo “la pública e institucional, sino también la doméstica”, ha señalado.

La respuesta dada por las personas mayores de la ciudad de Pamplona y alrededores ha sido “impresionante”, según ha valorado Basabe, con la asistencia de más de treinta personas que han elaborado parte de esa memoria colectiva.

A través de pequeñas preguntas de la vida cotidiana han repasado el día a día de las mujeres, como su aportación a la vida laboral, con un trabajo fuera del hogar que “en ocasiones terminaba cuando las mujeres se casaban”, ha apuntado la historiadora Ana Díez de Ure.

Sin embargo, la memoria colectiva de las presentes ha permitido conocer algunas de las fábricas de textiles más importantes de la comarca, llevadas adelante en su mayoría por mujeres, o su incorporación a empresas automovilísticas, donde durante años fueron las únicas féminas en el equipo.

En las sesiones también se han proyectado microdocumentales de las mujeres más relevantes de la ciudad, llamadas 'Píldoras de vida'.

Estos documentales repasan el legado de la primera cantante del Orfeón Pamplonés, Rita Aguinaga, la funambulista Remigia Echarren, la música y compositora Emiliana de Zubeldía y la escritora Carmen Baroja Nessi.

Esta primera sesión termina el martes, con un paseo denominado 'La ciudad de las mujeres', que recorrerá, desde la Plaza de Santa María la Real, diversas calles del Casco Viejo de la ciudad para repasar la vida y obras de las mujeres que construyeron parte de la ciudad en siglos pasados, a través del comercio, las artes o la economía doméstica.

Una economía doméstica “a la que no se le da la importancia suficiente” y que “es la que ha sido capaz de generar los cuidados y la sostenibilidad necesaria para que el ámbito público siguiera adelante”, ha señalado Basabe. Es un reconocimiento al trabajo que se ha hecho “en las casas, plazas y parques de la ciudad”, ha concluido.