Imputado por difundir una imagen de la víctima de La Manada

NATV
-

Un joven de Valladolid ha sido imputado por difundir en su perfil de Twitter una imagen de la víctima de La Manada. Además, en su tweet insultaba y acusaba a la joven madrileña de mentir en su declaración.

Imputado por difundir una imagen de la víctima de La Manada

Tal y como ha hecho público 'El Periódico', se trata de un hombre, treintañero, de Valladolid y de ideología ultraderechista. Publicó en su cuenta de Twitter una de las fotografías que los miembros de La Manada hicieron a la víctima durante la violación y que obran en el sumario del caso. El ahora acusado colgó en su perfil de Twitter una imagen donde se observa a la joven siendo vejada por José Ángel Prenda. Hay que recordar que la imagen tenía un carácter reservado, al encontrarse en un procedimiento judicial bajo secreto de sumario y después de que la Audiencia de Navarra prohibiera su difusión.

El juzgado de instrucción número 3 de Pamplona lo ha declarado investigado por un delito contra la intimidad de la chica, según ha sabido el medio anteriormente citado.

CUATRO MIEMBROS DE LA MANADA ESTÁN YA EN SUS CÁRCELES DE DESTINO

Imputado por difundir una imagen de la víctima de La Manada
Imputado por difundir una imagen de la víctima de La Manada - Foto: EFE

Un total de cuatro de los cinco miembros de La Manada condenados por el Tribunal Supremo a 15 años de prisión por un delito continuado de violación, han sido trasladados esta semana desde la cárcel Sevilla I a sus prisiones de destino.

Mientras los citados cuatro condenados, José Ángel Prenda, Jesús Escudero, Ángel Boza y Alfonso Jesús Cabezuelo, han sido trasladados desde la prisión de Sevilla I, localizada en Mairena del Alcor, hasta las cárceles que les han sido asignadas para cumplir su condena, --Puerto III en el caso de Prenda; Huelva en el caso de Escudero; Albolote (Granada) en el caso de Boza y Topas (Salamanca) en el caso de Cabezuelo--, Antonio Manuel Guerrero Escudero seguirá en la prisión Sevilla I, toda vez que el tribunal le condenó además a dos años adicionales de cárcel, un total de 17, como responsable del delito de robo con intimidación del teléfono móvil de la joven víctima de la agresión sexual.