Miles de sirios llegan a Irak huyendo de la ofensiva turca

Europa Press
-

Quienes cruzan desde hace una semana pidiendo amparo al Gobierno de Bagdad alertan de que no todos los que quieren escapar pueden pagar el dinero que les piden los traficantes

Miles de sirios llegan a Irak huyendo de la ofensiva turca - Foto: KOSTAS TSIRONIS

Más de 7.000 sirios han cruzado hacia Irak en la última semana para huir de la ofensiva militar de Turquía en el noreste de Siria, según los últimos datos dados a conocer este martes por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR). 
"Una semana después de que los primeros refugiados cruzaran desde el noreste de Siria hacia Irak, las llegadas al norte de Irak continúan", ha destacado el portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic. Desde el lunes pasado, un total de 7.100 han cruzado, la mayoría de los cuales -casi 7.000- se encuentran en el campo de Bardarash, a 140 kilómetros al este de la frontera. 
Según el portavoz, la mayoría de los recién llegados proceden de ciudades y localidades del noreste de Siria y "tres de cada cuatro son mujeres y niños", entre los que también hay menores no acompañados. 
Algunos de ellos, en particular los niños, "requieren atención psicosocial y apoyo psicosocial ya que han huido por miedo en medio de los combates", ha explicado Mahecic, subrayando que "algunos han sido testigos de explosiones y ataques de artillería". 
"Los refugiados que tienen familiares que viven en la zona tienen permiso para abandonar el campo y unirse a ellos", ha añadido. Antes de estas últimas llegadas, en Irak ya había unos 228.000 refugiados sirios. 
Los recién llegados han contado que hay más que esperan cruzar hacia Irak aterrorizados ante lo que pueda pasar después una vez acabe esta noche la tregua declarada por Turquía, pero no pueden hacerlo. 
"La gente viene de todas partes, Hasaka, Kobani, Qamishli, pero solo aquellos que tienen dinero pueden cruzar", ha explicado Ghada, que vive desde hace dos días en Bardarash. "La gente tiene que pagar mucho dinero, a veces 500 dólares por persona, por lo que los pobres no pueden cruzar y se quedan atrapados en Siria. No podrán escapar", ha denunciado. 

 

La situación actual en Siria

Entretanto, en el noreste de Siria, la operación turca "está teniendo un impacto humanitario significativo", ha denunciado la ONU en un comunicado, que ha cifrado ya en más de 176.000 los desplazados, entre ellos casi 80.000 niños. 
Además, ha denunciado que infraestructura civil clave ha resultado dañada, incluido el tendido eléctrico y al menos cuatro instalaciones médicas. El caso más grave es el de la planta de agua de Alouk, en Hasaka, que abastece a 400.000 personas en esta ciudad y sus alrededores. 
La instalación lleva 10 días inoperativa, aunque los esfuerzos de reparación de la Media Luna Roja Siria (SARC) y de expertos locales han permitido recuperar parte del suministro para la mitad de las personas que normalmente reciben abastecimiento, si bien se espera que el resto puedan recuperarlo en las próximas horas o días. 
Para realizar la reparación, fueron necesarias dos misiones cruzando la línea de frente que fueron posibles gracias a los esfuerzos de la ONU ante el Gobierno turco. "Estoy agradecido de que nuestros llamamientos para el acceso humanitario hayan sido fructíferos", ha comentado en un comunicado el coordinador humanitario de la ONU en Siria, Imran Riza, a su regreso a Damasco tras visitar el noreste. 
"Aunque la ONU y sus socios han aumentado su asistencia en respuesta (a la situación en el noreste), hace falta hacer mucho más tanto a corto como a largo plazo para apoyar a las comunidades afectadas y protegerles de daños adicionales", ha sostenido. 
Para poder seguir ayudando a la población, y ante la inminente llegada del invierno, "necesitamos que las partes en el conflicto garanticen un entorno seguro para que podamos continuar con nuestro trabajo vital", ha subrayado el coordinador humanitario. 
"La ONU sigue reiterando la necesidad de que todas las partes garanticen que los civiles, las infraestructuras civiles y los trabajadores humanitarios son protegidos y que los actores humanitarios tienen acceso seguro, sostenido y sin interrupción a quienes les necesitan", ha remachado Riza.