Horas cruciales para el conflicto entre Turquía y los kurdos

EFE
-

Erdogan se toma una pausa tras su viaje a Rusia para decidir el plan de ataque sobre la frontera siria después de asegurar que EEUU no ha cumplido por completo su parte del alto el fuego pactado

Horas cruciales para el conflicto entre Turquía y los kurdos - Foto: POOL

Turquía decidirá en las próximas horas cuáles serán los próximos pasos que dará en su operación militar en el noreste de Siria tras haber finalizado esta noche el alto el fuego de 120 horas acordado el jueves con Estados Unidos.
Así lo dijo el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a los reporteros que lo acompañaban en el vuelo de regreso del balneario ruso de Sochi, donde se reunió hoy con su homólogo ruso, Vladímir Putin, según informó la emisora CNNTürk.
"Las promesas hechas según el acuerdo que alcanzamos con Estados Unidos no se cumplieron por completo. Cuando aterricemos evaluaremos la situación con el Ministerio de Defensa e Inteligencia, y daremos los pasos necesarios", declaró.
El jefe del Estado y Gobierno aludió así al pacto cerrado con una delegación estadounidense el jueves pasado en la capital turca, por el cual se decretó el cese de las hostilidades en la ofensiva militar por tierra y aire que Ankara lanzó el pasado día 9 en el noreste de Siria contra las milicias kurdas Unidades de Protección Popular (YPG).
Éstas han sido aliadas clave de Estados Unidos en la lucha contra el yihadista Estado Islámico (EI), pero Ankara las considera terroristas por sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía.
El objetivo de la operación militar apodada "Fuente de paz" es forzar la retirada de las citadas milicias de un territorio fronterizo de 15.000 kilómetros cuadrados.
Turquía había advertido de que no iba a dar ni un minuto adicional a las YPG para que abandonen la zona estipulada en el plazo de la tregua, que finalizó a las 19,00 GMT de hoy.
"Si queda algún miliciano en la región a las 22,01, quedará fuera de combate con una operación militar. No se dará tiempo adicional", señaló esta semana el ministerio turco de Defensa en un comunicado.
Erdogan subrayó ahora, poco antes de aterrizar en Turquía, que su país tiene que actuar de acuerdo con esa promesa.
"Si hacemos un compromiso, se abre una puerta para las YPG", resaltó.
Sin embargo, el comandante de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), Mazlum Abdi, comunicó este martes al vicepresidente de EEUU, Mike Pence, que las milicias kurdas de Siria se han retirado de la zona fronteriza en liza, en cumplimiento con el acuerdo del alto el fuego.
"Hace pocos minutos, llegó una carta en la que el general Mazlum Abdi dijo al vicepresidente que han cumplido con todas sus obligaciones dentro del acuerdo del pasado 17 de octubre y que se han retirado de la zona segura establecida por Turquía", dijo hoy a la prensa un alto funcionario del Gobierno.
Añadió que, expirada la tregua, el Gobierno turco tiene autoridad sobre esa franja, de manera que si halla a milicianos del YPG en ese territorio puede o comunicárselo a las autoridades estadounidenses o "dispararles cuando los encuentren".
Por otro lado, Putin y Erdogan acordaron en la reunión celebrada en la tarde de este martes en Sochi crear una zona de seguridad en el noreste de Siria que entrará en vigor a medianoche de mañana miércoles.
"Empezando la medianoche del 23 de octubre, la policía militar rusa y guardias fronterizos sirios entrarán en el lado sirio de la frontera turco-sira, fuera de la zona de la operación 'Fuente de Paz', para facilitar la retirada de elementos de las YPG y sus armas", consta en el pacto.
Las milicias kurdosirias tendrán que retirarse a 30 kilómetros desde la frontera turco-siria y toda la operación "debe finalizar en 150 horas", de acuerdo con el memorando de entendimiento.
Erdogan sostuvo que mediante este acuerdo, Rusia y Turquía empiezan "un nuevo periodo" en sus esfuerzos por conseguir una solución pacífica al conflicto sirio.