Recriminan la imposición del euskera en escuelas infantiles

NATV
-

UPN de Pamplona denuncia que "Bildu ha impuesto el euskera en escuelas infantiles durante esta legislatura muy por encima de la realidad social y lingüística de la ciudad, llegando a suponer el 41% de las 979 plazas del 0-3 municipal".

 

El portavoz de UPN en el Ayuntamiento, Enrique Maya, ha explicado que "esa cifra responde a la oferta global del Organismo Autónomo de Escuelas Infantiles, pero que es mayor si se atiende únicamente a las 853 plazas en jornada completa y no al total de las 979 plazas". "De ellas, 367, un 43%, se ofrecen en el modelo de inmersión lingüística en euskera. Sin embargo, los estudios del propio Gobierno Barkos sitúan la utilización real del euskera en Pamplona en el 2,9%", ha expuesto.

El regionalista ha subrayado que "Bildu ha impuesto un modelo que nada tiene que ver con las demandas y necesidades de la inmensa mayoría de familias de Pamplona" y ha criticado "la pesada carga ideológica con la que Asiron y Beloki han dirigido un área tan sensible como la educación de los niños menores de 3 años de nuestra ciudad".

Recriminan la imposición del euskera en escuelas infantiles
Recriminan la imposición del euskera en escuelas infantiles - Foto:

En este sentido, ha destacado "la expulsión de decenas de familias ya matriculadas en tres escuelas infantiles para hacer sitio al euskera", un hecho que ha calificado como "uno de los momentos más duros, desagradables e injustos de la legislatura de Asiron".

"Aquella decisión dió la medida del sectarismo y de las obsesiones del alcalde y de los concejales de Bildu; del tipo de personas ante las que nos encontrábamos, capaces de expulsar a niños de menos de tres años, de alejar de sus educadoras a pequeños con necesidades especiales, sin dejar a las familias más opción que acudir a los tribunales", ha indicado.

Enrique Maya ha subrayado que "la expulsión de esas familias, que dieron y siguen dando una enorme lección de dignidad, supuso el inicio de una loca huida hacia delante en los tribunales, que una y otra vez han demostrado que Asiron no sólo cometido sido una injusticia, sino también una ilegalidad". Según ha opinado, "la justicia va a llegar tarde a todas estas familias, con sus hijos ya en los siguientes ciclos educativos, porque el Ayuntamiento ha jugado descaradamente con los tiempos, sabíendo que corrían a su favor y en contra de los pequeños".