España suma tres nuevas medallas

Europa Press
-

Roza y Vázquez se convierten en subcampeones de K2 500 y Portela y Garrote se clasifican terceros en las pruebas del K1 200

España suma tres nuevas medallas - Foto:

Los piragüistas españoles Pelayo Roza y Pedro Vázquez se han proclamado este sábado subcampeones en la final de K2 500 metros del Campeonato del Mundo, que se está disputando en Szeged (Hungría), mientras que sus compatriotas Teresa Portela y Carlos Garrote han logrado sendos bronces en la prueba de K1 200, certificando todos así el billete directo -por país- para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La primera alegría del día para la delegación española fue gracias a la gallega Teresa Portela, de 37 años, que en la capital japonesa disputaría sus sextos Juegos Olímpicos si la federación nacional de piragüismo confirma su convocatoria en verano del próximo año. La neozelandesa Lisa Carrington, imbatible desde el año 2011 tanto en Mundiales como en Juegos Olímpicos, se llevó el oro con bastante superioridad respecto a sus adversarias y gracias a un gran arranque. Su tiempo final, de 39,39, le valió otro título y aventajó en 1,94 a la polaca Marta Walczykiewicz, que se colgó la plata.

Para certificar su bronce, Portela se recompuso de un mal inicio y rubricó un cronómetro de 41,34. La photo finish determinó que la pontevedresa había igualado en su resultado con la danesa Emma Aastrand Jorgensen, compartiendo ambas el tercer puesto del podio.

A continuación, Garrote dio otra alegría a la delegación española con su bronce en el K1 200 masculino. El zamorano protagonizó una buena salida, poniéndose líder con la primera palada, y desde ahí ya aguantó el ritmo hasta cruzar la meta en esa tercera plaza. El oro se lo adjudicó el británico Liam Heath con un crono de 34,86 y la plata fue para el serbio Strahinja Stefanovic, a 0,18 del campeón. Por detrás, Garrote realizó un tiempo definitivo en meta de 35,12 y dejó sin medalla al francés Maxime Beaumont (35,36).

La prueba masculina del K2 500 puso el broche a la representación española en esta segunda jornada de finales en Szeged. Y ahí, Pelayo Roza y Pedro Vázquez dieron un golpe sobre la mesa al ganar la plata en detrimento de otras embarcaciones a priori favoritas.

Los asturianos realizaron una carrera yendo claramente de menos a más, hasta cruzar la meta con un cronómetro de 1,33,48. Apretaron sin cesar a la pareja vencedora, los bielorrusos Stanislau Daineka y Dzmitry Natynchyk (1,33,13), y además batieron a los alemanes Marcus Gross y Martin Hiller (bronce con 1,34,50).