El 13 de diciembre concierto benéfico de la Coral de Cámara

NATV
-

La Universidad de Navarra acogerá un concierto benéfico de gospel en favor de la escolarización de niños del colegio Blue Sky School de Tanzania

El 13 de diciembre concierto benéfico de la Coral de Cámara - Foto: Europa Press

Alumni-Universidad de Navarra ha organizado, con la colaboración de la Jazzy Leap & Jazzy Leap Band, de la Coral de Cámara de Navarra, un concierto benéfico de gospel en favor de la escolarización de niños del colegio Blue Sky School de Tanzania. Se celebrará el viernes, 13 de diciembre, a las 20 horas en el teatro del Museo Universidad de Navarra.

Se ha habilitado la opción de Fila 0 para hacer una donación y colaborar con el proyecto. El importe de cada localidad vendida servirá para pagar quince días de escolarización de un niño.

El espectáculo ofrecerá un repertorio navideño de música estilo gospel. Con esta iniciativa, Alumni-Universidad de Navarra quiere colaborar con este proyecto animando a participar a toda la sociedad, en especial a los antiguos alumnos del centro académico.

Marta Lipúzcoa, responsable de eventos de Alumni-Desarrollo, ha declarado que "con este concierto, queremos inaugurar una tradición que nos lleve, cada Navidad, a apoyar una causa en favor de la sociedad". En este caso, el proyecto elegido ha sido la escolarización de los niños de Tanzania, impulsado por alumnos de la Universidad.

Por su parte, Andoni Ercilla, director de Jazzy Leap, ha manifestado su simpatía con la iniciativa: "Desde la Coral tenemos una especial ilusión por este concierto. Hemos preparado un repertorio muy ameno para hacer disfrutar al máximo a los asistentes. Desde Jazzy Leap animamos a todos los que puedan a contribuir con la causa disfrutando a ritmo de Gospel y algún que otro estilo".

La Universidad tiene vinculación con la Blue Sky School desde el año 2015, cuando un grupo de alumnos acudió por primera vez para hacer labores de voluntariado de la mano de Tantaka, el banco de tiempo solidario de la Universidad de Navarra. Durante estos años, los voluntarios, que han jugado un importante papel en su rápido crecimiento, han realizado tareas de restauración para adecuar las instalaciones del colegio y han impulsado un proyecto para colaborar en la financiación de instalaciones a través de campañas de crowdfunding.