Los yihadistas retornados, un desafío de la sociedad

NATV
-

El retorno de yihadistas que han combatido con el Estado Islámico en países como Siria o Irak, en muchas ocasiones acompañados de sus familias, constituye "un desafío en todos los niveles de la sociedad", ha dicho el investigador Carlos Echeverría.

Los yihadistas retornados, un desafío de la sociedad - Foto: ARCHIVO

Echeverría, ponente de una jornada que se celebra en la Universidad Pública de Navarra (UPNA) con miembros de las fuerzas de seguridad y del CNI, ha declarado que, al hablar de "combatiente retornado", hay que tener en cuenta a los hombres y mujeres que han participado en la guerra, pero también a sus hijos, con los que regresan a España.

Se trata de niños, llamados por el Estado Islámico "cachorros del califato", que ya con nueve años han recibido formación militar e incluso han participado en acciones violentas, ha explicado Echeverría en conferencia de prensa.

El califato, ha asegurado, "desgraciadamente fue un proyecto atractivo" para miles de musulmanes que crearon familias en el territorio ocupado por el Estado Islámico, un lugar que sigue siendo zona de guerra, lo que ha provocado el retorno de muchas de esas personas.

Echeverría, autor del informe "El combatiente retornado", ha apuntado que ese regreso de familias ha generado importantes retos en ámbitos como la educación, la sanidad o la psicología social, que debe atender el Gobierno español y los gobiernos autonómicos y locales.

España, ha comentado, es el país de la UE en el que más personas han sido arrestadas en la última década acusadas de terrorismo yihadista, pero las cifras de retornados son "mucho más livianas" que en países como Francia o Marruecos.

Sin embargo, ha matizado, el valor simbólico del territorio de Al-Andalus, en el que se incluye Portugal y el sur de Francia, supone un mayor riesgo potencial de llegada de personas radicalizadas.

Por ello, ha alertado de la "manipulación propagandística" y la "difusión de mitos" sobre Al-Andalus entre la población musulmana en España.

Echeverría ha hecho especial hincapié en el problema "preocupante" de los niños retornados y ha considerado preciso abrir un "debate ciudadano" al respecto, ya que estos menores tienen que acceder a centros educativos y ser tratados en los mismos "de una forma especial" para que puedan integrarse en sociedad.

Respecto al entorno carcelario, ha asegurado que, en comparación con Francia o Marruecos, "estamos bien", porque la población musulmana en prisión, que es la potencialmente afectada, es "limitada" en España.

En cárceles francesas, "la situación es mucho peor que aquí", ha aseverado el profesor de la UNED, quien ha subrayado que los presos "son personas vulnerables" y, en los centros penitenciarios, "ese bálsamo ideológico tan pernicioso, el yihadismo salafista, puede encontrar adeptos".

En las jornadas se ha puesto de manifiesto en ese sentido que, según un informe del Real Instituto Elcano, la radicalización de musulmanes en España fue en el pasado más intensa en las mezquitas, después en las cárceles y en este momento en negocios particulares o incluso al aire libre.

Las jornadas, organizadas por el Instituto de Investigación Social Avanzada de la UPNA, cuenta con representantes del Gobierno navarro, la Policía Foral y la Ertzaintza, así como de la Policía Nacional, la Guardia Civil y el CNI.