Osasuna y Eibar empatan a cero en un partido muy trabado

Gonzalo Velasco
-

0
Osasuna
0
Éibar
Finalizado
Ávila marcó en la primera parte pero su tanto quedó invalidado por fuera de juego. Los guipuzcoanos apenas dieron trabajo al portero rojillo Rubén Martínez.

Osasuna y Éibar empatan a cero un partido muy trabado - Foto: LaLiga

Osasuna y Éibar empataron a cero en un partido trabado, con muchas interrupciones y pocas ocasiones. El conjunto armero rompió la espectacular racha de 17 victorias consecutivas de los rojillos en El Sadar pero ya son 26 los encuentros consecutivos sumando para los navarros que suman cuatro puntos en las dos primeras jornadas.

Había incertidumbre en el once de Arrasate después de citar a los 23 futbolistas disponibles en la previa del partido. Finalmente, el técnico vasco realizó tan solo un cambio con respecto al equipo titular que ganó en Leganés. Cardona relevó a Oier, quien se cayó de la titularidad por culpa de un dolor costal. Moncayola se mantuvo en el  once tras su debut en Butarque. Mérida y Rubén García arrancaron en el banquillo.

Osasuna buscó la defensa adelantada del Éibar con pases largos a Chimy Ávila. No obstante, el argentino cayó en fuera de juego en dos ocasiones cuando enfilaba la meta armera. Un saque de esquina botado por Orellana al cuarto de hora de encuentro rebotó en Moncayola hacia su propia portería pero Rubén detuvo el esférico. El canterano probó suerte con un disparo desde fuera del área que Dmitrovic desvió a córner y, justo después, centro para que Chimy Ávila marcara de cabeza. Sin embargo, el delantero estaba ligeramente adelantado y el árbitro señaló fuera de juego. Otro minuto más tarde, Ávila centró para que Torres controlara en la frontal y cruzara el chut. El balón se marchó desviado.

La primera gran ocasión de la segunda parte llegó a los diez minutos de la reanudación cuando Chimy Ávila remató un centro de Cardona que el portero del Éibar mandó a córner cuando el público comenzaba a celebrar el tanto local. Un cabezazo de Diop a la salida de un saque de esquina metió el miedo en el cuerpo de los asistentes a El Sadar. En un partido trabado y de poco fútbol, Arrasate dio entrada a Rubén García en lugar de Cardona. Primeros minutos para el valenciano que saltó al césped jaleado por el respetable. Sin embargo, ni él ni Brandon, que salió en los últimos minutos pudieron cambiar el sino del encuentro y ambos equipos se tuvieron que conformar con un punto.