Rescatados, entre basura y amoníaco, 53 gatos de una bajera

NATV
-

El Ayuntamiento de Pamplona ha rescatado a 53 gatos, 4 perros, 3 conejos y un erizo de una bajera de la calle Río Elorz, del barrio de la Milagrosa, en la que se encontraban en unas condiciones insalubres.

La actuación, ha informado el Ayuntamiento de Pamplona, se ha llevado a cabo tras la denuncia de varios vecinos y también de asociaciones en defensa de los animales.

A las personas inquilinas de la bajera se les ha abierto expediente por la tenencia de animales en condiciones higiénico-sanitarias deficientes.
Rescatados, entre basura y amoníaco, 53 gatos de una bajeraRescatados, entre basura y amoníaco, 53 gatos de una bajera - Foto:
Los servicios municipales de Zoonosis y Salud Ambiental, acompañados por la Policía Municipal, se personaron en la bajera el pasado viernes por la mañana. Allí comprobaron las malas condiciones en las que se encontraban los animales, en un espacio con basura, suciedad, amoniaco y un ambiente irrespirable.

Rescatados, entre basura y amoníaco, 53 gatos de una bajeraRescatados, entre basura y amoníaco, 53 gatos de una bajera - Foto: GOOGLE MAPSDe 10:00 a 18:30 horas, se procedió a la recogida de los animales. Además de los ejemplares que se trasladaron al Centro de Atención a Animales, tres conejos y once gatos fueron recogidos directamente por la Fundación Protectora de Animales de Navarra de Mutilva, mientras que del erizo se hizo cargo el Guarderío Forestal.

En primera instancia, los 42 gatos restantes fueron trasladados al refugio de Aranzadi, donde fueron cuidados por personal voluntario de la asociación Katu Kaleko.

El sábado por la mañana se derivaron a la Clínica Veterinaria Buztintxuri, que colabora con la asociación Basati, los cinco gatos que presentaban un peor estado de salud para que recibieran una primera atención.

Tras la revisión, pasaron a la clínica veterinaria El Arca, donde permanecen en la actualidad. Las lluvias del fin de semana desaconsejaron una mayor estancia en ese refugio y, así, los animales fueron traslados al Centro de Atención a Animales y a otros centros con una infraestructura más adecuada para su alojamiento.

El sábado, la asociación Egapeludos de Estella acogió a siete gatos y la Protectora Ribera Navarra de Tudela a otros cinco. El resto de los gatos se encuentran ahora en el Centro de Atención a Animales que el Ayuntamiento de Pamplona tiene en Azpilagaña.