La Pamplonesa, cien años comprometidos con su ciudad

NATV
-

La Pamplonesa es todo un referente en Pamplona y Navarra. Su música lleva encandilando a todo su público cien años. Se ha convertido en la banda sonora de los Sanfermines, poniendo ritmo a diferentes actos populares.

Este año, La Pamplonesa celebra su centenario y lo está haciendo por todo lo alto. De hecho, pondrán el broche de oro a este celebración prendiendo la mecha del Chupinazo. El próximo 6 de julio se asomará al balcón ante la atenta mirada de millones de personas para dar el pistoletazo de salida a 204 horas de fiesta y buen ambiente.

LA PAMPLONESA

Antes de formarse la Banda de Música La Pamplonesa existían en Pamplona tres bandas de música militares. Música del Regimiento Almansa nº18, Músico del Regimiento de América nº14 y Música del Regimiento Constitución nº29. Las tres bandas participaban en las diversas actividades musicales y se encargaban de poner música a las fiestas de San Fermín.

D. Silvanio Cervantes, que pertenecía al Regimiento de América nº14, formó una Banda de Música compuesta por unos veinticinco jóvenes de entre catorce y quince años a la que pusieron por nombre Banda de Música de los Exploradores. Sin embargo la banda desapareció en torno a 1917 porque los ciudadanos de Pamplona no querían una banda regida por militares. Pamplona quería una banda civil.

En 1919 D. Silvanio Cervantes, D. Manuel Zugarrondo y D. Vicente Sádaba expusieron al Ayuntamiento la idea de crear una formación con los músicos de la desaparecida “Los Exploradores” junto a otros músicos de la ciudad. El Ayuntamiento aceptó la idea y cedió un aula de la Academia de Música en la Plaza del Vínculo. Sin embargo, pronto surgirían problemas ya que algunos de los profesores de dicha academia aspiraban a la dirección de la banda. Ante la imposibilidad de conseguirlo se negó a la banda la utilización de los locales. Los músicos (instrumentos incluídos) acudieron al Paseo de Sarasate en señal de protesta hasta que les fue asignado un nuevo local en los bajos de las antiguas escuelas de Compañía.

RECORRIÓ POR PRIMERA VEZ PAMPLONA CON UN PASDOBLE Y UNA JOTA

El 24 de septiembre de 1919 se constituyó la primera junta formada por D. Vicente Sádaba como presidente interino, D. Manuel Zagarrondo como vicepresidente y D. Silvanio Cervantes como director. Se decidió llamar a la formación Banda de Música de Pamplona La Pamplonesa que estaba formada por 37 músicos. La primera actuación se produjo el once de octubre. La banda recorrió Pamplona con un pasodoble y una jota.

Una vez constituída La Pamplonesa se hizo una colecta pública ya que tenía una deuda de 7000 pesetas de instrumental. Fue a primeros de 1920 cuando el Ayuntamiento concedió una subvención anual de 1000 pesetas que se iría incrementando con posterioridad. A su vez también la banda recibió otras 1000 pesetas por las contratas de las fiestas de San Fermín. 

No será hasta el año 1987 cuando “La Pamplonesa” se convierte en Asociación Cultural, si bien en un origen fue precisamente una Asociación Civil. Como Asociación Cultural la banda firma un convenio con el Ayuntamiento de Pamplona con una duración de 30 años que regula las relaciones entre ambas partes. Con ese convenio el Ayuntamiento se compromete (entre otras) a convocar, con carácter exclusivo, a “La Pamplonesa” para acompañar musicalmente a la corporación en cuantos actos oficiales de carácter corporativo se celebren.

LOS PRIMEROS SANFERMINES

Meses después de nacer La Pamplonesa, el Ayuntamiento contrató a la banda para los Sanfermines de 1920. Participó en todos los actos organizados en la calle; el cohete, el Riau Riau, las dianas, la procesión… incluso se ofrecieron algunos conciertos en el bosquecillo de La Taconera. El acto más madrugador y exigente para la banda fue las dianas, que empezaban a las 5 de la madrugada ya que, el encierro era a las 6.

LA BANDA APUESTA POR LA INNOVACION MUSICAL

La Pamplonesa ha sido la primera banda que destierra los papeles de su atril para dejar paso a partituras digitales. Un paso que han dado de la mano de una empresa navarra pionera en el sector que ya ha liderado esas transiciones con la Orquesta de RTVE o la del Gran Teatre del Liceu.

Se trata de una app gracias a la que los intérpretes y agrupaciones pueden gestionar su biblioteca de partituras en sus tabletas de forma muy eficaz, con una función singular: la música fluye automáticamente adaptando la velocidad del scroll al tempo.

YA TIENE UNA PLAZA CON SU NOMBRE

Otro de los eventos del año para la banda municipal ha sido el nombramiento de una plaza de la ciudad evocando el trabajo de La Pamplonesa. La antigua plaza Río Ebro, en el barrio de la Milagrosa, lleva desde el mes de marzo el nombre de la banda, una decisión con la que el Ayuntamiento de Pamplona ha querido reconocer a La Pamplonesa en el centenario de su fundación. Esta plaza se abre al sur de la ciudad, limitando con la avenida de Zaragoza al oeste, con la calle Río Queiles al norte y la calle Mochuelo al sur. Un espacio que surgió en marzo de 2010, con el nuevo desarrollo de esta parte de la ciudad y fue denominada plaza Río Ebro en agosto de ese mismo año. Se trata de un espacio de casi 4.000 metros cuadrados, pavimentado con hormigón coloreado y con una gran pérgola iluminada desde su interior. El espacio tiene además zonas ajardinadas, árboles y juegos infantiles.

UN LIBRO PARA CONMEMORAR SU CENTENARIO

La historia de La Pamplonesa queda plasmada ya en un libro que han publicado con motivo de sus cien años. Este ejemplar está articulado en tres temas principales: la evolución de la ciudad, su sociología y el desarrollo cultural, y por otra parte, la evolución musical de la banda. "Se ha intentado mostrar de qué forma, La Pamplonesa y la ciudad han tenido una relación necesaria", ha comentado San Martín, quien también ha puesto de relieve el componente visual del libro con cientos de imágenes de la banda y la capital navarra.

El contenido de la publicación está estructurado en tres periodos cronológicos: el primero, de 1919 a 1942, en el que la banda se constituye como asociación cultural; el segundo, de 1942 a 1987, en el que pertenece al Patronato de Música del Ayuntamiento; y el tercero, de 1987 a 2019, cuando recupera su estatus inicial, y vuelve a ser una asociación cultural.

También contiene una sección dedicada exclusivamente a San Fermín, y otra al Club Atlético Osasuna e incluye un apartado dedicado a los directores que ha tenido la formación musical, así como a los premios destacados que la institución ha recibido a lo largo de sus cien años de historia.

La Pamplonesa, cien años de compromiso con su ciudad
La Pamplonesa, cien años de compromiso con su ciudad
La Pamplonesa, cien años de compromiso con su ciudad MLegaristi
La Pamplonesa, cien años de compromiso con su ciudad - Foto: MLegaristi
La Pamplonesa, cien años de compromiso con su ciudad
La Pamplonesa, cien años de compromiso con su ciudad
La Pamplonesa, cien años de compromiso con su ciudad
La Pamplonesa, cien años de compromiso con su ciudad
La Pamplonesa, cien años de compromiso con su ciudad Mikel Legaristi
La Pamplonesa, cien años de compromiso con su ciudad - Foto: Mikel Legaristi