La solidaridad ayuda a recuperar las calles de la Zona Media

NATV
-

Días después de la riada, las zonas afectadas buscan volver a la normalidad gracias al trabajo de bomberos, fuerzas de seguridad y brigadas de vecinos que están siendo ayudados por voluntarios llegados de muchos puntos.

Esta "ola de solidaridad" que ha llevado a cientos de voluntarios a Tafalla, está ayudando a los bomberos a retirar de las calles los escombros y la multitud de objetos que las aguas y el lodo sacaron de viviendas, garajes y locales comerciales de la localidad.
El Ayuntamiento pidió una pequeña excavadora para sacar el lodo y los objetos embarrados de comercios, locales y garajes, y son ya cuatro las que han llegado a Tafalla para trabajar destinteresadamente en estas labores, ha explicado este miércoles el alcalde de la localidad, Jesús Arrizubieta, quien no duda en referirse a la parte de la ciudad más afectada como "zona cero".
La Policía Municipal sigue sacando con grúas los coches que arrastró la corriente, que convirtió algunas calles en ríos torrenciales.
La solidaridad ayuda a recuperar las calles de la Zona MediaLa solidaridad ayuda a recuperar las calles de la Zona Media - Foto: ARCHIVOAlgunas vías del centro de Tafalla siguen cortadas mientras se retiran vehículos y escombros, ha informado a Efe la Policía Municipal, que ha destacado que las carreteras de acceso están ya todas abiertas.
En la residencia San Francisco Javier, que resultó inundada por la riada, se trabaja en recuperar la lavandería y las cocinas, que siguen sin funcionar, al igual que los ascensores. Este martes se pudo llevar a las personas mayores que viven en la residencia alimentos y se confía en recuperar la normalidad a lo largo de esta jornada.
El delegado del Gobierno en Navarra en funciones, José Luis Arasti, se ha reunido este miércoles con representantes municipales de las localidades más afectadas, a los que ha explicado las ayudas para situaciones de emergencia a las que pueden acceder.
Al termino de la reunión, el alcalde de Tafalla ha comentado a los medios de comunicación que la parte de la ciudad más cercana al río "es la zona cero, y da pena".
Arrizubieta ha indicado que toda la localidad está "sorprendida" por las muestras de solidaridad y ofrecimientos de ayuda que han recibido: "Ayer pasabas por las calles y había cantidad de gente con su pala, con su escoba, sacando, ayudando; ha sido impresionante y los propios afectados lo reconocían".
Pero no son solo los vecinos de Tafalla los que se han presentado en la localidad para ayudar, sino de todos los pueblos de los alrededores y de muchos puntos de Navarra, sobre todo gente joven. "Lo destaca todo el mundo, la gente joven nos ha dado una lección de solidaridad en Tafalla", ha subrayado el alcalde, emocionado al hablar de la situación que se vive en el municipio.
Desde la riada, "creo que me han llamado de todos los ayuntamientos de Navarra ofreciéndonos solidaridad y todo lo que necesitemos, y son ayuntamientos de todos los colores. En una tragedia como ésta, no hay siglas políticas", ha resaltado Arrizubieta, de EH Bildu.
"Lo digo orgulloso, que en el Ayuntamiento en este momento no hay colores políticos, nos reunimos todos con un fin, que es ayudar a Tafalla", ha agregado el alcalde, que ha precisado que necesitan camiones pequeños y los voluntarios son "bienvenidos todos", pero les ha aconsejado que lleven sus propios cepillos y palas.
Un vecino de Tafalla ha declarado a Efe que es "muy duro" lo que están viviendo: "La gente está en ese momento de ir saliendo adelante y sacando las cosas, pero me imagino que será después cuando tenga que empezar a ver realmente lo que se ha perdido".
"Quien más quien menos, todo el mundo ha perdido algo en determinadas zonas", ha asegurado este vecino, que ha destacado: "Nosotros tenemos una imprenta familiar y afortunadamente las máquinas se han salvado todas y lo que se ha perdido es papel, que, dentro de lo malo, te tienes que sentir contento".
El vecino de Tafalla ha comentado que hay "gente trabajando en todos los sitios", haciendo frente a los efectos de la riada, porque hay un sentimiento de que "lo que nos pasa a uno nos pasa a todos".