«Dora es la primera superheroína latina que tenemos»

SPC
-

Nacida en 1975 en Texas, en Estados Unidos, la intérprete se hizo mundialmente conocida por formar parte de la popular serie de televisión 'Mujeres Desesperadas', además de destacar por su actividad empresarial y como modelo

«Dora es la primera superheroína latina que tenemos»

Al frente de una historia y un elenco totalmente hispanos, Eva Longoria forma parte de la adaptación al cine de la popular serie infantil Dora la Exploradora. La actriz ensalza a este conocido personaje por ser «la primera superheroína latina» y por haberse convertido en un fenómeno global gracias a «su infinito optimismo».
Longoria interpreta a la madre de la entusiasta y joven aventurera en Dora y la ciudad perdida, cinta de James Bobin que llegará el próximo 30 de agosto a los cines de España con Isabela Moner como protagonista dentro de un reparto con muchísimo sabor hispano en el que también destacan Eugenio Derbez, Michael Peña, Danny Trejo y Benicio del Toro.
Seguro que conocía a Dora antes de hacer esta película. ¿Por qué cree que se convirtió en un personaje tan icónico?
Al principio pensaba que era un personaje icónico solo para la comunidad latina. Pero cuando se anunció que yo iba a hacer esta película, mucha gente me llamó de España, de Inglaterra, de Alemania... Era como: «¡No puedo creer que vayas a hacer el filme de Dora! Amo a Dora, mi hija ama a Dora...». Y entonces pensé: «¿Cómo sabéis quién es Dora?».
Descubrí que es un icono global. Niños de todo el mundo crecen con ella, saben quién es y les encanta. Creo que es su infinito optimismo y positividad lo que la hace única.
En la película interpreta a Elena, la madre de Dora. Y en la vida real fue madre por primera vez el año pasado. ¿Su maternidad le ayudó de alguna manera a construir este personaje?
Sí. Quiero decir, era la primera vez que interpretaba a una madre mientras era una madre. Así que todos mis instintos estaban del revés, porque nunca había tenido la perspectiva de una madre para guiarme en un personaje.
A lo largo de la película, Michael Peña (quien se encarga de dar vida al padre de Dora) y yo nos preguntábamos muchas veces cuestiones como: «Oh, no, eso es un poco peligroso. Le dejaría o no hacer eso a nuestra hija, agarrar una serpiente...». Y el director nos respondía: «Es Dora, no es vuestra hija: Dora tiene que hacer ese tipo de cosas en la película».
¿Por qué Isabela Moner es la elección perfecta para ser Dora?
Es especial, es una joven especial. Es amable y es muy como Dora: optimista, inteligente, sabia más allá de sus años. Pero, al mismo tiempo, tiene esa hermosa inocencia, no solo en su apariencia sino también en su corazón. No puedo imaginar a nadie más interpretando este rol: simplemente lo clavó.
En Hollywood se escucha recientemente que «la representación diversa importa», tanto que casi es un cliché. Como mujer latina que creció en EEUU, ¿por qué cree que es importante para los niños ver a una chica latina como estrella de una gran película?
Es la primera superheroína latina que tenemos, así que hay una responsabilidad de representar a los latinos de una manera positiva en la pantalla grande. Y nadie hace eso mejor que el personaje de Dora.
Sí creo que la diversidad se ha convertido como en esta cosa guay que hay que hacer, pero lo que me encanta de esta película es que no solo está marcando esa casilla: es auténticamente latina teniendo a Dora en el centro.
Refleja lo mejor de nuestra cultura, que es la familia, y creo que es un tema universal con el que todos pueden identificarse, pero al mismo tiempo es muy específico de la cultura hispana. Pienso que ver a esta pequeña valiente, inteligente, divertida, intrépida y cariñosa puede ser inspirador y aspiracional para las niñas.
En esta cinta hay una historia latina, con un telón de fondo y un reparto latino casi al cien por cien, pero ahora la comunidad está pasando por un momento muy complicado en EEUU. ¿Qué tipo de mensaje puede lanzar a la sociedad Dora y la Ciudad Perdida?
Creo que simplemente un retrato positivo de los latinos en el cine puede contrarrestar de verdad lo que se ve en las noticias y en los medios de comunicación ahora mismo, ya que normalmente son retratos negativos. Pienso que es refrescante ver contribuciones de un icono global como Dora. Ha cambiado muchas vidas: enseñó inglés en algunos países, enseñó español en otros...
Así que, especialmente en un momento en el que los latinos son representados como malvados, es bonito que se estrene una historia hermosa como la de Dora.