El PP arrebata al PNV el escaño por Vizcaya

Agencias
-

La formación de Casado consigue un nuevo diputado gracias al voto de los residentes ausentes y al recuento definitivo de las mesas, por lo que su cifra de representantes sube a 89. El partido de Ortuzar se mantiene con seis

El cabeza de lista al congreso por el PNV, Aitor Esteban - Foto: Luis Tejido

El recuento del voto en el extranjero, así como de los sufragios impugnados, ha dado el último escaño por Vizcaya al Partido Popular por 126 votos de ventaja sobre el PNV, han informado fuentes del PP.
El escrutinio de las urnas del pasado domingo (con el voto presencial y el realizado por correo) otorgó al PNV el séptimo escaño por Vizcaya con una diferencia de 163 votos sobre el Partido Popular. Así, el PNV consiguió provisionalmente 4 diputados en esta circunscripción con sus 221.171 votos, mientras que el PP se quedó sin representación con 55.130 papeletas.
Ahora el recuento de los 4.500 votos de electores vizcaínos que residen en el extranjero, el Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA), ha alterado ese resultado y ha posibilitado que el PP del País Vasco vuelva a tener representación en el Congreso, que perdió el pasado 28 abril cuando no pudo renovar los dos escaños que tenía, uno en Vizcaya y otro por Álava.
Aunque el PNV ha recibido más votos de vizcaínos desde el extranjero que el PP, los populares han conseguido el escaño por 126 votos de ventaja, ya que han sumado todos los votos en su lucha por el escaño al tratarse de su primer diputado en la circunscripción, mientras que el PNV tenía básicamente que dividir por cuatro esos votos, ya que el escaño en juego era su cuarto diputado.
Ahora el acta será para Beatriz Fanjul, que se convertirá en la única diputada vasca del PP y comparecerá esta tarde ante la prensa en Bilbao, y el que no podrá conseguir el escaño será el nacionalista Jon Aiartza, que seguirá en el Parlamento vasco.
Tras el recuento del voto del extranjero, los resultados en el País Vasco mantienen la victoria del PNV con seis escaños, seguido de PSE-EE y EH Bildu con cuatro, Elkarrekin Podemos con tres y el PP con uno.
Con este cambio el Grupo Popular pasará a tener 89 diputados, mientras que el PNV se queda con seis, los mismos que obtuvo en abril, lo que podría dificultar la investidura de Pedro Sánchez como presidente de un gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos.