El tributo de las tres vacas

R.Beitia
-

Como cada 13 de julio la famosa piedra de San Martín, paso fronterizo natural que separa Navarra de Francia, ha sido el escenario de este legendario acto que presume de ser el tratado en vigor más antiguo de Europa.

Imposición de manos en señal de paz sobre la piedra de San Martín - Foto: Íñigo Yanci

Según consta en los escritos, en 1375, Navarra y Francia pusieron fin a unas disputas históricas entre ganaderos por el disfrute de los pastos de los valles del Roncal y de Baretous. Por medio de este tributo de tres vacas, los ganaderos navarros permitían el pasto a sus coetáneos franceses. Un compromiso de paz que se selló en la piedra de San Martín, en el tocón número 262 que marca la frontera.

Más fotos:

El tributo de las tres vacas se renueva oficialmente cada 13 de julio sobre la piedra de San Martín
El tributo de las tres vacas se renueva oficialmente cada 13 de julio sobre la piedra de San Martín - Foto: Íñigo Yanci
Los ganaderos franceses llevan veinte vacas y los navarros eligen tres
Los ganaderos franceses llevan veinte vacas y los navarros eligen tres - Foto: Íñigo Yanci
Las vacas tienen que ser
Las vacas tienen que ser "sine mácula" (sin manchas) y del mismo "astaje, pelaje y dentaje" - Foto: Íñigo Yanci
Autoridades del valle del Roncal (Navarra) y de Baretous (Francia) con la indumentaria tradicional de 1375
Autoridades del valle del Roncal (Navarra) y de Baretous (Francia) con la indumentaria tradicional de 1375 - Foto: Íñigo Yanci