Junqueras pide devolver el procés a la política

Efe
-
Junqueras pide devolver el procés a la política - Foto: Tribunal Supremo

El líder de ERC utiliza el alegato final para reivindicar que la independencia de Cataluña debe regresar al terreno del "diálogo, la negociación y el acuerdo"

El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras ha pedido en su última intervención en el juicio del "procés" "devolver la cuestión al terreno de la política", del "diálogo, la negociación y el acuerdo", de donde, según ha dicho, "no debería haber salido".
Junqueras, que se enfrenta a 25 años por rebelión agravada con malversación en el Tribunal Supremo, ha utilizado su turno de última palabra para lanzar un alegato político en favor del "diálogo" y ha lamentado que se haya traspasado a la Justicia "la responsabilidad de dictar sentencia".
"Creo que lo mejor para todos sería devolver la cuestión al terreno de la política, de la buena política, de donde nunca debería haber salido, al terreno del diálogo, la negociación y el acuerdo", ha dicho el líder de ERC, que se encuentra en prisión provisional desde el 2 de noviembre de 2017.
Junqueras se ha mantenido firme en sus "convicciones políticas, cívicas, democráticas, pacíficas, republicanas y cristianas" y en su "compromiso irrenunciable con la bondad y el respeto a la dignidad humana", y ha insistido en que "votar y defender la república desde el Parlamento no puede ser un delito".
En apenas cinco minutos y apoyándose en sus notas, el que fuese vicepresidente del Govern ha reconocido que "cualquier político, como cualquier persona, comete errores", si bien ha querido dejar claro que él se desmarca de la política "que niega el diálogo, la negociación y el acuerdo": "Siempre he evitado esa mala política".
El principal acusado del juicio del "procés" en el Supremo ha querido dejar claro que "hablar y escuchar es la base de todo entendimiento" y ha agradecido a la Sala la oportunidad de haceerlo: "Si algo debo agradecer es el hecho de haberme dado voz después de tanto tiempo privado de ella".
Junqueras se ha presentado como un "padre de familia y profesor" que se dedicó a la política de forma tardía con la "voluntad de servicio" y de "ser útil" par "construir un mundo más justo y más libre". 

Romeva apunta en la misma dirección

El exconseller de Exteriores Raül Romeva, en su turno, ha seguido la línea de Oriol Junqueras ante el Tribunal Supremo y ha apostado por la política, convencido de que si los jueces son valientes puede abrirse una "oportunidad" para avanzar "desde la confianza, el respeto y el reconocimiento" a las opiniones del otro.
En su alegato, Romeva, que se enfrenta a 16 años de prisión por rebelión agravada con malversación, ha pedido ser conscientes de que en el banquillo no se sientan solo 12 personas, sino que hay más de dos millones de personas que se sienten concernidas.
Personas, ha advertido, que no van a cambiar de ideas por la "fuerza ni la represión" y que esperan una decisión "valiente".