Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Las ansiadas 12 semanas del permiso de paternidad

Agencias
-
Las ansiadas 12 semanas del permiso de paternidad

Desde el 1 de enero la baja se amplía en cuatro semanas para el segundo progenitor. El coste de la nueva norma será de 871 millones, de los cuales 166 correrán a cargo de las empresas

Con la llegada de l nuevo año llega también una de las medidas más esperadas y aprobadas en 2019, la ampliación del permiso de paternidad hasta las 12 semanas. Con ella, el segundo progenitor tendrá que disfrutar de forma obligatoria las cuatro primeras tras el nacimiento del niño o las seis primeras en caso de adopción o acogimiento tras la resolución judicial.

La llegada del nuevo año ha elevado el permiso de paternidad desde las ocho semanas hasta las 12, una medida del decreto ley sobre igualdad laboral aprobada por el Gobierno el pasado mes de marzo.

Esta ampliación tendrá un coste de 871 millones de euros en 2020, 705 millones los pagará la Seguridad Social y los 166 millones restantes correrán a cuenta de los empresarios.

En caso de nacimiento, la madre dispondrá de 16 semanas de permiso, mientras que el otro progenitor tendrá 12 semanas, cuatro de las cuales deberá tomar de forma ininterrumpida tras el parto.

Las ocho semanas restantes podrán disfrutarse a lo largo del primer año de vida del bebé y la madre podrá ceder hasta dos semanas de su permiso al padre.

En el caso de adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, cada progenitor tendrá un periodo de suspensión obligatorio de seis semanas después de la resolución judicial de adopción o de la decisión administrativa de guarda.

Además, ambos dispondrán de un total dieciséis semanas que tendrán que tomar de manera ininterrumpida en los doce meses siguientes a la adopción y que podrán repartir entre ellos como deseen, siendo el máximo de diez semanas para un progenitor y quedando las seis restantes para el otro.

En 2021, los permisos por nacimiento serán de 16 semanas para ambos progenitores, iguales e intransferibles.