En defensa de las plazas reservadas para movilidad reducida

NATV
-

Pamplona pone en marcha la campaña 'No es una zona VIP, es una necesidad', que busca sensibilizar sobre el uso correcto de las plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida.

La campaña incluye la colocación de unos vinilos de más de un metro de diámetro, con forma de cómic, en 40 plazas reservadas para personas con discapacidad en la ciudad.

Además, personas voluntarias de las asociaciones que conforman Cocemfe y personal de Dornier colocarán 2.000 tarjetones en los vehículos estacionados en las plazas reservadas con testimonios de personas, con nombres y apellidos, que muestran en primera persona para qué las usan y cómo les puede perjudicar un uso fraudulento de ellas.

Con esta iniciativa se apela a la conciencia ciudadana para que se eviten usos y comportamiento incívicos, que conllevan sanciones en forma de multa económica y sobre todo un perjuicio para las personas que verdaderamente necesitan esas plazas. Personas con discapacidad que señalan “que aparcar en ellas no supone un privilegio, sino una necesidad que se debe respetar”

A día de hoy, el Ayuntamiento de Pamplona adjudica un total de 4.101 tarjetas para poder aparcar en las plazas reservadas a personas con movilidad reducida.

Nuevas acciones para garantizar las plazas reservadas
Nuevas acciones para garantizar las plazas reservadas
Nuevas acciones para garantizar las plazas reservadas
Nuevas acciones para garantizar las plazas reservadas