Navarra y Open Arms piden más implicación con los refugiados

NATV
-

El Gobierno de Navarra y la ONG Proactiva Open Arms demandan a las instituciones europeas una mayor implicación para atender a las personas refugiadas. Así lo han afirmado en la jornada: "La determinación de salvar vidas frente a la deshumanización".

De izquierda a derecha, el vicepresidente Miguel Laparra, la Presidenta Uxue Barkos y Óscar Camps, de Proactiva Open Arms

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, y el director de la ONG Proactiva Open Arms, Óscar Camps, han abordado el problema de las personas refugiadas en su llegada a Europa y su rescate en el Mar Egeo y en el Mediterráneo, en una jornada bajo el título: “La determinación de salvar vidas frente a la deshumanización de Europa”, que ha tenido lugar en el Auditorio Civican.

La charla ha sido organizada por el Observatorio de la Realidad Social del Departamento de Derechos Sociales, dentro del ciclo “Las Conferencias del Observatorio”, con el objetivo de acercar a la ciudadanía los debates sobre los procesos de transformación social y problemas sociales. Antes de esta cita,  la Presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha recibido  en el Palacio de Navarra, junto con el vicepresidente Laparra, a Óscar Camps.

La respuesta de las instituciones europeas no ha estado, ni antes ni ahora, a la altura de la gravedad de los conflictos. Además, el compromiso humanitario para atender a las consecuencias de los mismos ha sido escaso y tardío”, ha afirmado el vicepresidente Miguel Laparra. Además, ha añadido que, “el Gobierno de Navarra demanda de las instituciones europeas y estados miembros una mayor implicación a la hora de atender a las personas desplazadas por conflictos bélicos”.

Óscar Camps, por su parte, ha hablado sobre la determinación que le lleva a salvar vidas en el Mediterráneo y ha abordado las vulneraciones reiteradas de los derechos humanos que padecen las personas que migran, así como la persecución con la que se ha encontrado su organización y el resto, a consecuencia del auge de la extrema derecha en Europa.

“Llevamos dos años denunciando lo que está ocurriendo en Libia y en aguas internacionales. Nosotros preservamos el derecho a la vida de las personas que huyen y las protegemos porque nadie es ilegal en el mar”, ha afirmado Óscar Camps. Asimismo, ha incidido en que, “hay que intentar que estas personas independientemente del lugar del que huyan y a dónde se dirijan, no sean abandonadas en el mar, vulnerando todos sus derechos”.