Uno de cada cinco navarros hizo alguna reclamación en 2018

NATV
-

Un total de 105.324 navarros, el 20 % de la población, hizo el año pasado alguna reclamación en defensa de sus derechos como consumidores, sobre todo las personas entre 30 y 65 años, según una encuesta de Consumidores Irache.

Telefonía e internet es con diferencia el sector que más reclamaciones generó (un 49 % del total), seguido de los seguros (13 %), la sanidad (12 %), los bancos (12 %), la luz y el gas (11 %), el comercio (11 %), la Administración (7 %), la vivienda (5 %), los servicios a domicilio (3 %), el transporte público (1 %), automoción (1 %) y agencias de viaje (1 %).
Por tramos de edad, destacan las quejas realizadas por personas entre 18 y 29 años y de 46 a 65 años en el sector de telefonía e internet.
La telefonía "sigue siendo un problema para todos los ciudadanos", ha declarado Arizcun, quien ha considerado que se debería modificar la normativa para que en este sector los contratos fueran más sencillos y se hicieran siempre por escrito.

Uno de cada cinco navarros hizo alguna reclamación en 2018
Uno de cada cinco navarros hizo alguna reclamación en 2018 - Foto:
En general, el principal problema para realizar una reclamación fue la falta de información o la información engañosa (36 %), seguido del incumplimiento de condiciones por parte de la empresa (29 %), la calidad del producto o servicio (21 %), el precio (21 %), considerar que se trataba de un fraude o estafa (12 %), la garantía (9 %) y el retraso en la entrega (3 %).
Un 53 % de los encuestados piden a las empresas más claridad y transparencia, ha apuntado Arizcun, quien ha asegurado que, en el sector de la luz y el gas, la comercialización "parece que va mejorando", pero el precio "sigue siendo desorbitado".
En ese sentido, el presidente de Consumidores Irache, Manuel Arizcun, ha comentado que, ante esos precios "disparados", es necesario que las administraciones aseguren esos suministros de primera necesidad a todos los ciudadanos "a precios asequibles" y ha lamentado que en ocasiones, desde las instituciones, "se escatima aquí el dinero".
El comercio tradicional es el sector que más confianza ofrece al consumidor (7,7 en una escala de 1 a 10), seguido de las farmacias (7,2), la hostelería y restauración (6,7), la medicina privada (6,2), las agencias de viajes (6,2) y la odontología (6,2).
Aprueban las grandes superficies (5,9), los talleres de reparación (5,9) y los concesionarios de automóviles (5,7) y suspenden los centros de belleza y clínicas adelgazantes (4,8), los bancos y cajas (4,6) y las aseguradoras (4,6). Las peores puntuaciones las reciben la telefonía (4,4) y las eléctricas y el gas (4,3).
El supermercado es el establecimiento preferido para la compra de alimentación (62 % de los encuestados), 14 puntos por encima del año anterior, mientras que la tienda tradicional es elegida por un 18 %, el hipermercado por un 11 % y el mercado municipal, por un 9 %.
Un 94 % de las personas consideran que las leyes miran más por las empresas que por los consumidores y un 23 % de los ciudadanos se ha sentido presionado en alguna ocasión para firmar un contrato. Los sectores que ejercen mayor presión son la telefonía, los seguros y la banca.