El Parlamento apoya a los cazadores ante las amenazas

NATV
-

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado una declaración institucional en la que rechaza las acciones violentas contra instalaciones utilizadas para la caza y las amenazas vertidas hacia el colectivo de cazadores de Navarra.

La declaración, presentada por el PSN, ha contado con el apoyado de todos los grupos salvo Podemos-Orain Bai que se ha abstenido al considerar, ha dicho Carlos Couso, que estos hechos podrían tener una autoría distinta a la que se apunta.
Los ataques tuvieron lugar en la noche del 9 al 10 de febrero, cuando en Aranguren y Yelz se destrozaron diez puestos de caza y cuatro torretas, y dos cabañas fueron saboteadas, actos que reivindicó el Frente de Liberación Animal, que además anunció que seguiría con sus acciones.
Ya en enero la Federación Navarra de Caza había solicitado al Gobierno de Navarra y al Ejecutivo central que se involucren en la defensa de los cazadores, que desde hace tiempo sufren agresiones y vejaciones tanto dentro de la Comunidad Foral como a través de las redes sociales.

El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas
El Parlamento apoya a los cazadores antes las amenazas