El patrimonio cultural de Navarra, a un click

NATV
-
El patrimonio cultural de Navarra, a un click

El Servicio de Patrimonio Histórico de Navarra ha puesto a disposición del público de forma online parte del patrimonio cultural de Navarra a través del Registro de bienes protegidos, ya sean muebles, inmuebles o inmateriales.

Éste servicio está disponible a través de la página web de Patrimonio del Gobierno de Navarra.

Se trata del primer paso de un proceso de divulgación, que se inicia con la publicación de los dólmenes, menhires, crómlech y estelas discoideas de la Comunidad Foral, protegidos por la Ley de Patrimonio Cultural.

El Servicio de Patrimonio Histórico trabaja en la protección, conservación y recuperación del patrimonio cultural de Navarra y uno de sus instrumentos básicos es precisamente este registro. Igualmente, es crucial para la preservación del patrimonio la implicación de toda la ciudadanía, tanto a la hora de proponer la declaración razonada de bienes protegidos, como de promover y comprometerse con su mantenimiento y cuidado.

La nueva aplicación presenta versión de castellano y euskera, y permite hacer consultas sencillas y avanzadas por diferentes campos: tipo de bien, denominación del bien, localidad, municipio, nivel de protección (Bien de Interés Cultural o Bien Inventariado), material, técnica, etc. En la actualidad, tiene registradas 1.701 estelas, 132 menhires y 593 dólmenes. Se han inscrito también 283 crómlech, si bien en algunos casos se trata de conjuntos formados por varias unidades.

El Registro es un proceso abierto en el que se van dando de alta más bienes a la luz de los nuevos datos que recaba el Servicio de Patrimonio Histórico, con la colaboración de la ciudadanía como ha sido el caso del grupo Hilarriak, entre otros. Cualquier persona puede ponerse en contacto con Registro, a través de patrimoniocultural@navarra.es.

El patrimonio cultural de Navarra constituye un acervo imprescindible para comprender la Comunidad Foral, tanto como referencia histórica que ha conformado la realidad de esta tierra, como por su singularidad, variedad y calidad. Desde el Servicio de Patrimonio Histórico lo definen como “un recurso fundamental para el desarrollo territorial; fuente de riqueza humana y económica asociada a iniciativas generadoras de empleo, de revalorización del sentimiento local y de dinamización del territorio, que contribuye al desarrollo de zonas rurales indispensables para el futuro de Navarra”.