Así afrontó la bulimia la deportista navarra Aintzane Gorria

NATV
-

La deportista navarra y luchadora olímpica, Aintzane Gorria, se sincera en el programa de Navarra TV, 'La Muga', donde habla de su lucha para superar la bulimia.

“No es fácil darte cuenta que no puedes salir sola de esta situación”. Así se sincera la deportista navarra, Aintzane Gorria, para hablar de su lucha contra la bulimia. La luchadora olímpica, de 24 años y natural de Burlada, escribió en sus redes sociales la forma de afrontar esta enfermedad alimenticia.

 

Aintzane Gorria tuvo el valor de contarlo ante sus seguidores y también de sentarse en el programa de Navarra TV, 'La Muga', junto a Amaia Madinabeitia. “Lo más duro de estos diez meses ha sido el principio, ya que tuve que dejar de competir para priorizar mi salud”, explica la deportista. “En el colegio siempre he sido una niña gordita y se metían conmigo. Sin embargo, a raíz del deporte, mi metabolismo cambió y adelgacé. Esta disciplina depende mucho del peso y eso acrecentó mi obsesión”, argumenta Gorria.

Así afrontó la bulimia la deportista navarra Aintzane GorriaAsí afrontó la bulimia la deportista navarra Aintzane Gorria

 

Gorria lamenta que la bulimia sea una enfermedad que no sale a la luz y, por ello, los efectos secundarios no se conocen tanto. “Yo no salía de mi habitación, no me relacionaba con nadie, comía, después iba a vomitar y me tumbaba en la cama, ese era mi día a día”, afirma la deportista.

 

Asimismo, reflexiona sobre la importancia que se le da al físico en la sociedad y hace un llamamiento a todas las personas que estén pasando por lo mismo. “Esta no es la forma de ser feliz, tenemos que darnos cuenta que hay mucho más que la apariencia física. La felicidad y la salud deben estar por encima de todo y en caso de estar en una situación parecida, la mejor manera de salir es pidiendo ayuda”, expone.

 

Para finalizar, Aintzane Gorria critica que la bulimia sea un tema tabú. “El hecho de que no se hable de ello provoca que las víctimas nos sintamos más culpables y nos cueste pedir ayuda, necesitamos normalizar la enfermedad para que no se nos vea como seres extraños”, concluye.

 

Aintzane Gorria nos ha mostrado, una vez más, que es todo un ejemplo de superación tanto dentro como fuera del tapíz. A través de su valentía, haciendo pública su enfermedad, intenta concienciar a todas las personas de la importancia de conocer todos los síntomas.