'Vamping': el daño de usar el móvil antes de dormir

NATV
-
‘Vamping’: el daño de usar el móvil antes de dormir

La Clínica Universidad de Navarra ha demostrado que utilizar las nuevas tecnologías antes de dormir tiene efectos negativos para la salud, ya que la luz de las pantallas influye en la generación de la melatonina, una hormona que regula el sueño.

La Doctora Ángela Milán, neuróloga de la Unidad del sueño de la Clínica Universidad de Navarra, ha estudiado el daño que genera el uso del móvil antes de acostarse. Lo ha hecho a través de 625 estudios de sueño realizados durante el año 2018.

Según la doctora, el problema de usar pantallas antes de dormir reside en la luz azul de onda corta emitida por los aparatos electrónicos. Para conciliar el sueño, el cuerpo de la personas segrega melatonina, una hormona que regula el ciclo del sueño y el cerebro comienza a producir esta hormona dos horas antes de acostarse.

Sin embargo, Milán llega a la conclusión de que utilizando aparatos electrónicos con luz, el cerebro entiende que aún es de día y no segrega melatonina retrasando el inicio del sueño y llegando a dormir menos horas. Un proceso que se denomina ‘insomnio tecnológico’.

Un fenómeno que se ha denominado ‘vamping’ y que ha ido aumentando en los últimos años. “Los adolescentes son los que más lo sufren, seguido de los niños que cada vez tienen móviles más jóvenes”, ha dicho la neuróloga. Diversos estudios relacionados con el sueño muestran que dormir entre tres y cinco horas menos de lo habitual lleva a consumir 385 calorías más al día, lo que conlleva a un amento de peso si se llega a producir de manera prolongada.

Además, la Doctora Elena Urrestarazu, especialista de la Unidad del Sueño, ha asegurado que la reducción de horas de sueño provoca que el cansancio aumente y no se esté activo a lo largo del día, algo que también afecta al peso. “Al dormir, no solo importa la cantidad de horas, si no la calidad de nuestro sueño en todas las etapas. Los especialistas aseguran que es necesario descansar adecuadamente para rendir con eficacia, pensar con claridad y reaccionar con agilidad”, ha asegurado Urrestarazu. También ha reconocido que un sueño óptimo previene de sufrir infartos, ictus o depresiones.