Tudelano e Izarra se enfrentan en un derbi de necesidades

Juan Andrés Pastor
-
Tudelano e Izarra se enfrentan en un derbi de necesidades

La victoria permitiría a los estelleses ponerse en hora en la competición, alejándose de la zona baja y comprometiendo a un Tudelano que nunca ha perdido en casa contra el Izarra, en esta categoría. Ambos equipos llegan en un buen momento de ánimo.

 

Los de Estella lucharán por sumar tres puntos que le igualen en la clasificación con los riberos. A la liga, en este segundo grupo de la segunda división b le quedan tan solo dos meses de competición. Son ocho jornadas, veinticuatro puntos por disputar y todo, absolutamente todo está por decidir para los dos únicos equipos navarros de la categoría. El conjunto de Tudela ha enlazado cuatro jornadas consecutivas sin perder, sumando dos victorias y otros tantos empates, se encuentra cinco puntos por encima de la zona roja y dispone de dos puntos con respecto al playoff de descenso. Por su parte, el Izarra acumula cuatro puntos en las dos últimas jornadas, que son las que lleva Diego Martínez al frente del equipo.

De nuevo vuelve a manifestarse la enorme igualdad que existe en este grupo de la categoría de bronce. De tal forma que la mitad de los equipos está inmerso en la lucha por eludir el descenso. En la primera vuelta, en el encuentro disputado en Merkatondoa se registró un empate a un gol, con tantos de Chema Moreno, ahora lesionado, para los locales y de Vélez por parte Tudelana. En aquella ocasión era el plantel de Estella quien estaba colocado en la tabla por encima de los blanquinegros.

El  Tudelano, como local ha ganado cinco partidos, perdidos otros tantos y acumula cinco empates. Por su parte el Izarra ofrece su mejor rendimiento a domicilio, con cuatro victorias, cuatro empates y siete derrotas. Llama la atención el hecho de que nunca, hasta el momento, han podido los estelleses celebrar un victoria en Tudela. El encuentro dará comienzo a las 12 del mediodía de este domingo con el que termina el mes de marzo e inauguramos el horario de verano.