Primera toma de contacto con colegios de Infantil y Primaria

NATV
-

El consejero de Educación del Gobierno de Navarra, Carlos Gimeno, se ha reunido este lunes con representantes de la Asociación de Directores de Colegios Públicos de Infantil y Primaria (ADIPNA) y de la Asociación de Directores de Infantil y Primaria.

Primera toma contacto con colegios de Infantil y Primaria - Foto: ARCHIVO

Al encuentro han asistido el presidente de ADIPNA y director del CPEIP San Miguel de Noáin, Juan Carlos Turumbay; el secretario de ADIPNA y director del CPEIP Paderborn de Pamplona, Manuel Martín Iglesias; y el representante de la Asociación de Directores de Infantil y Primaria de la Ribera y director del CPEIP de Corella, Jesús Rodríguez.
Con esta reunión se pone en marcha una ronda de contactos impulsada por el nuevo consejero de Educación Carlos Gimeno para "establecer un cauce de comunicación y diálogo directo con los principales agentes educativos del sector en Navarra".
Los contactos se desarrollarán en las próximas semanas y está previsto que participen los profesionales docentes, sindicatos educativos, asociaciones y entidades de interés social y educativo, asociaciones de padres y madres y cuantas organizaciones trabajan en los distintos aspectos del ámbito educativo en Navarra.
Según ha explicado el Ejecutivo foral, en el encuentro de hoy los representantes de los colegios públicos de infantil y primaria navarros han pedido al nuevo departamento de Educación que haya un diálogo fluido que permita consensuar las políticas que afectan a los centros educativos. 
Han expresado su preocupación por la estabilidad del personal interino, situación que repercute en la planificación educativa de los centros, y han pedido al departamento soluciones a corto plazo para intentar mejorar la estabilidad de los profesionales en los centros.
Asimismo, los directores han planteado la necesidad de una reflexión amplia sobre la jornada flexible y en relación al programa de coeducación Skolae, que apoyan, consideran que debe seguir trabajándose para adaptarlo mejor a cada centro mediante protocolos e instrucciones que faciliten su impartición y la comunicación con las familias.
Tanto ADIPNA como la Asociación de Directores de la Ribera han hecho especial hincapié en la conveniencia de revitalizar el modelo educativo A, que proporciona enseñanza en castellano, con el euskera como asignatura, en todos los niveles, etapas y modalidades.
Además se han mostrado partidarios de una "distribución más equilibrada del alumnado desfavorecido" en la red educativa y de la reducción de la tasa de concentración del mismo. Los directores han planteado la mejora del programa PAI con la aplicación de modelos de buenas prácticas.