Se estudia reforzar la seguridad de los festejos taurinos

NATV
-

El Gobierno de Navarra convoca una mesa de trabajo con municipios para analizar y reforzar la seguridad en los festejos taurinos

GN estudia reforzar La seguridad de los festejos taurinos

El Gobierno de Navarra a través de la Dirección General de Interior ha abierto este jueves una serie de encuentros con representantes municipales para establecer una vía de trabajo conjunto y participativo que permita elaborar un análisis y diagnóstico encaminado a mejorar y reforzar la seguridad en los festejos taurinos populares que se celebran en Navarra.

En la primera reunión, que ha tenido lugar esta mañana en la Sala Joaquín Elizondo del Palacio de Navarra, han participado la directora general de Interior, Amparo López, el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús María Rodriguez, y representantes de los ayuntamientos de Arguedas, Buñuel, Cáseda, Cortes, Falces, Pamplona / Iruña,  Peralta / Azkoien, Puente la Reina / Gares, , Lodosa, Marcilla, Sangüesa / Zangoza y Tafalla, además de representantes de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC). También han participado miembros de la Brigada de Juego y Espectáculos de la Policía Foral, encargada de supervisar y autorizar la celebración de actos taurinos en la Comunidad Foral, el director del Servicio de Protección Civil y Emergencias, José Javier Boulandier, el jefe del Servicio de Bomberos, Francisco Javier Baldanta, además de técnicos jurídicos de la Dirección General de Interior.

El Gobierno de Navarra pretende analizar si es necesario establecer medidas para reforzar y mejorar la seguridad de los participantes de los festejos taurinos populares, la del público que asiste a los mismos y la de las personas que se encuentran en la zona sin participar del festejos y la de toda la ciudadanía en general.

Según ha explicado en rueda de prensa la directora general de Interior, Amparo López, el propósito del Ejecutivo foral es “contar con la experiencia, participación y aportaciones de los ayuntamientos, ya que desempeñan una papel muy importante en la celebración de estos festejos taurinos siendo muchas veces los organizadores de los mismos”. Además ha señalado que “se quieren buscar líneas de colaboración y mejorar la vías de comunicación de incidencias.”

Ciclo de encuentros

En esta primera sesión se ha presentado el diagnóstico de 2019 y se han abordado análisis de riesgos y los puntos de encuentro entre el Gobierno foral y los ayuntamientos.

La siguiente reunión tendrá lugar el 27 de febrero y se centrará en los elementos de seguridad y el análisis comparado con otras comunidades autónomas

En la tercera mesa de trabajo, prevista para el 18 de marzo, se analizará el proceso de control del espectáculo taurino popular y el protocolo de intervención de seguridad en el desarrollo del mismo.

Por último, en la última jornada, que se desarrollará el 7 de abril, se establecerán las conclusiones y los puntos de acuerdo.

Incidentes y fallecidos

Según la documentación con la que se trabaja en esta mesa, desde 1988 han fallecido en Navarra 18 personas en espectáculos y festejos taurinos, tres de ellas en los encierros de San Fermín (en 1995, 2003 y 2009). El resto de muertes se produjeron en Cortes (2019), Falces (2016), Murchante (2015), Artajona (2014), Fustiñana (2013), Lodosa (2011 y 1993), Cabanillas (2009), Lerín (2008), Marcilla (2008 y 1989), Corella (1999), Arguedas (1993), Buñuel (1988) y Tudela (1988).

Sin contar los fallecidos en los encierros de San Fermín, la estadística señala que el 61,5 % de estas muertes ha sido consecuencia de cornadas producidas por vacas, y el 38,5 % por cornadas de novillos o capones. Además, un 76,9 % han fallecido por cornadas en festejos en recorridos de calle y un 23,1 % por cornadas en recintos habilitados o plazas de toros.

Además, se han registrado varias muertes tras saltar las reses las barreras o vallados de protección. Dos de esos fallecimientos se produjeron tras saltar la res la barrera y cornearlos en el callejón de la plaza de Corella; otra persona falleció tras resultar golpeado por una vaca que saltó el vallado en Murchante y una última muerte se registró en Cortes, al saltar el animal el recinto habilitado. También en Lodosa falleció una persona tras romper un novillo el vallado del encierro, escapar dos animales y ser corneado en el portal que se había refugiado.

Normativa sobre el vallado

Las características del vallado para este tipo de eventos están contempladas en la Orden Foral 374/2012, de 29 de mayo. En esta normativa se recoge que los postes deberán ajustarse a una serie de características, tales como que la distancia entre estos, medida a caras internas, será menor o igual a 3 metros.

Además, los elementos horizontales de cada tramo estarán dispuestos equidistantes entre sí. Respecto a la rasante del suelo, el tablón inferior, en su parte más baja, debe distar como mínimo 35 centímetros y como máximo 40 centímetros, y el superior, en su parte más alta, al menos 175 centímetros. La distancia entre los elementos horizontales no superará los 40 centímetros. En el vallado, asimismo, deberán habilitarse salidas para garantizar la evacuación de los posibles heridos.

El Reglamento de Espectáculos Taurinos aprobado por el Decreto Foral 249/1992, de 29 de junio, establece las condiciones que deben cumplir los espectáculos taurinos celebrados fuera de las plazas de toros atendiendo a tres aspectos fundamentales: el aislamiento del lugar de celebración o recorrido mediante la colocación de vallados, la prohibición de obstáculos que dificulten el paso de las reses o de las personas participantes y la determinación de la anchura mínima de la manga de paso.

Ambas disposiciones se complementaron con la Resolución 201/2013, de 24 de julio, del Director General de Interior, por la que se establecieron medidas provisionales en relación con la instalación de barreras perimetrales y burladeros.

Inspecciones y denuncias

Los distintos espectáculos taurinos son inspeccionados por la Brigada de Juego y Espectáculos de Policía Foral, en el caso de espectáculos con muerte del animal, desde que se produce el desembarque de los animales hasta el final del festejo a través de la figura del delegado de la autoridad y sus auxiliares, nombramiento que recae en los miembros de dicha Brigada.

Los informes de los inspectores reflejan mayoritariamente infracciones cometidas por los participantes en cuanto a la ejecución de lo establecido en el Reglamento, seguido por infracciones de la empresa y las referidas a conductas de los espectadores.

En 2019 se autorizaron y se prestó servicio en 41 corridas de toros, rejones y novilladas 41 inspecciones de control en corridas de toros, rejones y novilladas, formalizándose un total de 40 denuncias. En el 2018 fueron 43 las autorizaciones e inspecciones y 33 las denuncias.

En cuanto a los espectáculos sin muerte de reses (concursos de recortadores, corridas vasco – landesa, encierros de campo, encierros urbanos, encierros mixtos, suelta de reses y toro con soga) la Policía Foral inspecciona el 100% de las localidades donde se celebran espectáculos taurinos. En 2019 fueron autorizados 1.591 pases en Navarra, de los que se inspeccionaron 316, incoándose 14 denuncias..

En 2018 los pases autorizados ascendieron a 1.575, con 273 inspecciones y 8 denuncias. Estos espectáculos cuentan con una empresa organizadora, generalmente un ayuntamiento, que es responsable y garante de la seguridad, obligada a cumplir y hacer cumplir los requisitos exigidos en el Reglamento Taurino.