Rechazan que víctimas del terrorismo expresen sus demandas

NATV
-

El Parlamento rechaza pedir que "se respete" que las víctimas del terrorismo expresen sus demandas sin ser "penalizadas".

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha rechazado una propuesta de declaración institucional de Navarra Suma para que la Cámara foral pidiera que se respete el derecho de las víctimas del terrorismo a expresar sus sentimientos, después de que la semana pasada la viuda de un guardia civil asesinado por ETA negara el saludo a la presidenta de Navarra y posteriormente el vicepresidente del Ejecutivo, Javier Remírez, dijera que estaba "condicionada" por ser de Vox.

Solo Navarra Suma ha votado a favor del texto y el resto de grupos, PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra, lo han hecho en contra.

En concreto, la propuesta rechazada decía que "el Parlamento pide que se respete el derecho de las víctimas del terrorismo a expresar sus sentimientos y sus demandas sin que se penalice o cuestione que ejerzan además su derecho a adscribirse a las formaciones políticas o sociales que estimen oportunas".

Rechazan que víctimas del terrorismo expresen sus demandasRechazan que víctimas del terrorismo expresen sus demandas - Foto: ARCHIVO

El parlamentario de Navarra Suma Carlos Pérez Nievas ha manifestado que "tenemos un Gobierno de Navarra absolutamente débil porque el PSN es consciente de los socios que tiene". "Esto no es una reprobación al vicepresidente, que méritos ha hecho, pero cuestionó el posicionamiento de una viuda, cuestionó su libertad de ideología y eso es extraordinariamente grave", ha indicado, para indicar que el PSN "tiene una posición incómoda" y "vota que no con Geroa Bai y con Bildu".

Tras criticar las posiciones del PSN respecto a la elección de la Presidencia del Parlamento, al senador autonómico o la Presidencia de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, Pérez Nievas ha censura la "incongruencia" del PSN y "la locura en la que él solito se ha metido". "El problema del PSN es que tiene obsesión por las personas de Navarra Suma", ha señalado, para indicar que "el PSN no tiene ninguna posibilidad de repetir -en las elecciones generales- los dos diputados que tiene ahora". "Sus votantes en las anteriores elecciones no le votaron para pactar con EH Bildu", ha expuesto.

Ha añadido que "no existe un Gobierno constitucionalista", para señalar que "los parlamentarios de Geroa Bai y de EH Bildu aceptaron su cargo por imperativo legal". "Serán constitucionales como somos todos pero constitucionalista no es Geroa Bai", ha indicado.

Por su parte, el socialista Ramón Alzórriz ha criticado la declaración de Navarra Suma que, según ha precisado, "queríamos votar sí" y "la hemos enmendado suprimiendo la exposición de motivos" y recortando el punto del texto. "Pero Navarra Suma se ha negado a asumir esta enmienda", ha apuntado, para señalar que "el PSN es víctima, la presidenta del Gobierno es víctima, el vicepresidente del Gobierno es víctima y yo mismo también, hemos tenido que llevar escoltas", ha señalado.

Tras decir que "ya basta", ha indicado que "no vamos a permitir que se instrumentalice más este tema porque el PSN siempre ha estado del mismo lado". "Siempre del lado de las víctimas y buscamos la memoria, la justicia y la reparación. Tenemos que fomentar la convivencia y no puede ser que este tema esté instrumentalizado por la derecha", ha manifestado, para defender que "a las víctimas hay que acompañarlas y no utilizarlas".

A su juicio, "se ha tensionado a la sociedad con este tema por parte de la derecha". "La presidenta ha tenido que llevar a sus hijos al colegio con escoltas, es una víctima", ha dicho, para precisar que "nosotros no estamos gobernando con terroristas". "Nosotros somos víctimas; los buenos son quienes defienden la democracia con la palabra y los malos son los que han asesinado a personas que pensaban diferentes, hay buenos y malos, hay que buscar la convivencia, pero tras la memoria, la justicia y la reparación de las víctimas".

Por su parte, el portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha criticado "un uso partidista de las víctimas que quiere hacer entender que María Chivite o en años anteriores Ainhoa Aznárez no están luchando por la convivencia, por la paz". "No hemos querido colaborar de esta declaración", ha dicho.