Citan como investigado al dueño del pozo donde cayó Julen

SPC
-

La Fiscalía pide que testifique David Serrano por un presunto delito de homicidio imprudente, mientras llama como testigos a 12 personas, entre ellos el empresario que hizo la prospección

Citan como investigado al dueño del pozo donde cayó Julen - Foto: Daniel Pérez

La titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga citó ayer a declarar como investigado el próximo día 22 de febrero por un presunto delito de homicidio imprudente a David Serrano Alcaide, el dueño de la parcela de Totalán (Málaga) donde está el pozo en el que cayó Julen, según aseguró el abogado Antonio Flores, que representa al propietario del terreno. 
Esta citación se produce después de que la Fiscalía lo hubiera pedido, al igual que también solicitó que declaren, pero como testigos, una docena de personas. Entre ellas, el empresario que efectuó el pozo, Antonio Sánchez, pero en calidad de testigo, al igual que los padres de Julen, José Roselló y Victoria García, cuatro guardias civiles y los senderistas que llegaron al lugar a auxiliar a los progenitores del pequeño.
Igualmente, el Ministerio Público solicitó que declare el operario que hizo la zanja, un trabajo posterior a la perforación del orificio en el que cayó el menor, así como la pareja del dueño de la finca, que es prima del padre de Julen.
Respecto a los investigadores que se encargaron de las diligencias, el fiscal pide que testifiquen el instructor  y el secretario de las pesquisas, ambos guardias civiles, así como otros dos agentes que fueron los primeros en llegar a la finca.
Estas personas estarían citadas para días posteriores, señaló el abogado, quien apuntó que una vez tengan todos los informes de la Guardia Civil y comparezca su cliente «valoraremos y decidiremos las diligencias que solicitaremos». 
El fiscal pidió estas declaraciones después de que la Guardia Civil haya remitido al juzgado otros informes, ampliatorios del primero, tras lo que la Fiscalía considera que ya se pueden hacer varias hipótesis de los momentos previos a la caída de Julen y por tanto es ahora cuando hay que depurar las responsabilidades penales si las hubiera, señala el escrito de Fiscalía. 
Serrano declaró inicialmente como testigo ante la Guardia Civil y hace unos días ofreció una rueda de prensa en la que afirmó que el día del accidente protegió con dos bloques de hormigón el agujero que hizo el responsable de una empresa especializada y que, según él, había dejado «abierto».