Chivite no tendrá en cuenta la pasada legislatura de Ollo

NATV
-

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha afirmado que valorará la labor que realice la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, por su gestión en el actual Ejecutivo, no por la de la pasada legislatura.

Chivite no tendrá en cuenta la pasada legislatura de Ollo - Foto: ARCHIVO

Además, ha señalado que la política lingüística "corresponde al Gobierno" y la consejera "actuará conforme al acuerdo de legislatura y el compromiso de este Gobierno en ese acuerdo".

La jefa del Ejecutivo, que ha respondido a una pregunta de Navarra Suma en el Parlamento acerca de si respalda a Ana Ollo tras las sentencia del TSJN sobre el decreto del euskera aprobado la pasada legislatura, ha afirmado que ella juzgará a los consejeros "por su gestión en este Gobierno y en base a este acuerdo programático".

Chivite ha dicho a Esparza que, "si quiere que hablemos del pasado, dígame hasta cuándo está dispuesto a retrotraerse en el tiempo, ¿a cuando tenía la ikurriña en su despacho?". "¿Deberían pedirle la dimisión sus compañeros por haber tenido en un despacho oficial una bandera de otra comunidad que no es la recogida por la Lorafna? Supongo que ni se le pasa por la cabeza. Usted está ahí y sigue con toda la legitimidad. Lo mismo hago yo con los consejeros, valorarles por su compromiso, valorarles por la gestión de este acuerdo para esta legislatura, y creo que es lo justo", ha dicho, para señalar que ningún cargo de UPN dimitió cuando los tribunales dictaron sentencias contrarias a sus decretos sobre euskera.

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha dicho que le "preocupa" ver que la consejera Ollo, "que es la consejera que impulsó toda la política lingüística de un Gobierno nacionalista en Navarra, es ahora quien lidera la política lingüística de un Gobierno socialista". "Navarra ya tenía una política lingüística que se ajustaba a la legalidad, a la realidad social, que era avalada por una mayoría social y política de esta comunidad, y hacía posible que quien quisiera aprender euskera lo aprendiera", ha afirmado.

Esparza ha tendido "la mano desde ya" a la presidenta del Gobierno "para revertir la política lingüística nacionalista que se hizo en la pasada legislatura, porque era excluyente y sectaria, y porque los jueces han dictaminado que en algunos aspectos era ilegal". "Hemos luchado juntos la pasada legislatura frente a la política lingüística del nacionalismo vasco y después de haber hecho eso pone a la consejera que tanto hemos criticado a liderar la política lingüística", ha dicho a Chivite.

Así, ha afirmado que, "si de verdad quiere acuerdos, yo le tiendo la mano, pero para revertir sin ningún tipo de duda ni complejo la política lingüística que lideró su consejera". "No cuente con nosotros para seguir haciendo las políticas lingüísticas que se hicieron la pasada legislatura", ha señalado.