La caldera de biomasa sustituye ya la caldera convencional

NATV
-
La caldera de biomasa sustituye ya la caldera convencional - Foto: Europa Press

Nasuvinsa ha comenzado a dar los primeros pasos efectivos en su parque público de vivienda para ir sustituyendo las calderas convencionales de gas por instalaciones suministradas por biomasa forestal.

La biomasa forestal es una fuente emergente que surge como una alternativa de energía renovable y de origen local en la generación de calor en el ámbito residencial. Por este motivo, la sociedad pública de vivienda del Gobierno de Navarra ha mostrado la primera caldera de biomasa en una de sus promociones de vivienda de alquiler de Sarriguren, cuya instalación ha recibido la visita de un grupo de 30 técnicos participantes en los proyectos europeos Rehabilite y Promobiomasse.

La instalación de ingeniería ha consistido en la colocación de una nueva caldera de 300 kW como sistema de generación de energía mediante combustible de astilla, que abastecerá a 51 viviendas de dos bloques de alquiler protegido ubicados en la Avenida Reino de Navarra de Sarriguren.

Esta generadora actuará como caldera principal y mantendrá las otras dos anteriores de gas únicamente como apoyo puntual para picos de demanda.

Desde Nasuvinsa han destacado que la utilización de biomasa en la red de calefacción y agua caliente, aparte del importante ahorro energético, garantiza además una considerable reducción de emisiones GEI, calculada en una disminución de 2,5 toneladas de CO2 por bloque residencial.

Se trata de una experiencia piloto que le servirá a Nasuvinsa para testar el funcionamiento de las calderas de biomasa en el parque residencial propio y extender posteriormente el uso de este tipo de instalaciones, sobre todo en las nuevas promociones del más de medio millar de viviendas de alquiler que han comenzado ya a construirse en el marco del plan Navarra Social Housing, así como para promover su aplicación entre el parque residencial privado.

SUMINISTRO DESDE LA MASA FORESTAL DE NAVARRA

Para la realización de esta primera prueba, Nasuvinsa ha adquirido un primer lote de astilla para su combustión en la caldera, aunque el suministro de la materia prima de biomasa procederá en un futuro de la masa forestal que gestiona el Gobierno de Navarra -aproximadamente un 10% de las más de 650.000 hectáreas de bosque de las que dispone la Comunidad Foral- a través de un convenio que la sociedad pública de vivienda está ultimando con Gestión Ambiental de Navarra (GAN).

La instalación realizada este martes ha estado guiada por la técnica de Nasuvinsa Maitane Zazu y a la visita han asistido también la directora general de Medio Ambiente y el director del servicio de Energía del Gobierno de Navarra, Eva García Balaguer y Martin Ibarra, respectivamente, así como la teniente de alcalde del Ayuntamiento del Valle de Egüés, Helena Arruabarrena.

La sesión se ha enmarcado en la celebración en Navarra del segundo comité técnico de Promobiomasse, proyecto de cooperación transnacional liderado por Nasuvinsa, que entre este martes y el miércoles reúne en sus oficinas a medio centenar de expertos procedentes de Francia, España y Portugal.

Tras la primera visita realizada en Pamplona, los técnicos acudirán este miércoles al Valle de la Ultzama y a la localidad de Bera para conocer, a su vez, sendas redes locales de calor que utilizan biomasa forestal para calefacción y suministro de agua caliente de edificios públicos.