La procesionaria, una plaga que invade los pinares navarros

NATV
-

Las orugas de la procesionaria poseen pelos urticantes que liberan cuando se sienten amenazadas, lo que produce reacciones alérgicas e inflamatorias a quienes las tocan o se acercan demasiado. Las alertas recibidas por estos casos están en aumento.

La plaga de las orugas procesionarias es la más importante de los pinares mediterráneos. Es un lepidóptero que, cuando es oruga y ha alcanzado su madurez, desciende de los árboles al suelo y desfila en grupo hasta que busca un lugar en el que enterrarse para transformarse en crisálida y salir en forma de mariposa. Las orugas de la procesionaria poseen pelos urticantes que liberan cuando se sienten amenazadas, lo que produce reacciones alérgicas e inflamatorias a quienes las tocan o se acercan demasiado. Según el ingeniero de montes Xabier Santesteban, a pesar de las indicaciones que se dan cada año con su llegada, siguen recibiendo alertas de casos tanto de perros como de personas que se acercan demasiado a estos habitantes del bosque y que les llega a producir reacciones alérgicas con afectación generalizada: cutánea, respiratoria y malestar general.

Más fotos:

Las orugas procesionarias y su atractivo peligroso
Las orugas procesionarias y su atractivo peligroso - Foto:
Las orugas procesionarias y su atractivo peligroso
Las orugas procesionarias y su atractivo peligroso - Foto:
Las orugas procesionarias y su atractivo peligroso
Las orugas procesionarias y su atractivo peligroso - Foto: