El Madrid resiste y gana a un Ajax muy combativo

SPC
-
El Madrid resiste y gana a un Ajax muy combativo - Foto: EVA PLEVIER

El vigente campeón logra un valioso triunfo ante un cuadro holandés que no deja de asediar la portería de Courtois · Benzema y Asensio marcan el día que Vinícius se luce en Europa

Una acción decisiva del incombustible Vinícius y la reivindicación con gol de Asensio salvaron ayer al campeón de Europa en Ámsterdam (1-2), un Real Madrid por momentos sometido por un Ajax tan físico como falto de pegada y que se llevó un triunfo con el que acaricia los cuartos de final.
La aparición del VAR en la  Champions salvó al Real Madrid de un justo castigo en el primer acto. Superado por la efervescencia local y por el impulso de sentir la Historia por regresar a octavos años después de un grupo de jóvenes talentosos que dan forma a un bloque descarado. La presión alta provocó graves errores en salida de balón que pudieron costar caros.
Solo respiró el equipo de Solari cuando tuvo la posesión, porque cuando no la tenía, achicaba en defensa como podía mientras comprobaba que su rival sufría cuando se replegaba. El Ajax defiende mejor en campo contrario y conlleva sus riesgos. Un error de precisión provocaría un contragolpe madridista al ritmo de Bale, en la derecha como novedad, o Vinícius.
Los fallos defensivos marcaron la actuación del Real Madrid. Desajustes que obligaban a ayudar atrás a los dos extremos. Cuando el brasileño y el galés no lo hicieron, aumentó el sufrimiento. Tadic encaraba rivales y exhibía habilidad y Mazraoui acariciaba el palo en la primera acción de peligro.
Verticalidad al poder en la casa de Johan Cruyff. Es un lenguaje que expresa a la perfección Vinícius, que hizo diabluras pegado a la banda. Onana le sacó su disparo que buscaba la escuadra en momentos de respiro merengue. También apareció Reguilón con subidas con criterio que se perdían en el pase final.
Suya fue una nueva perdida en salida de balón que pudo costar cara si no es por el travesaño, que repelió el disparo de Tadic. Con tal ímpetu, Courtois se convertía en el gran protagonista en un minuto en el que pasaba de exhibir virtudes, haciéndose enorme en una salida ante Ziyech a un grave error que acabó en gol.
El cabezazo tras córner de Blind no lo blocó Courtois, que dejó muerto el rechace para que Tagliafico lo rematase a la red. La locura local se desvaneció con el VAR. Falta por obstrucción al portero y se apagó el sueño.
La imagen del conjunto español cambió en la segunda parte. Solo podía mejorar y lo hizo con personalidad. Vinícius encaró y regateó antes de poner un centro a Benzema, para que rematara con precisión de cirujano y adelantara a los blancos.
Sin embargo, el resultado era engañoso y Ziyech devolvió a la realidad a los de Solari. Por fin, tras varios errores, el ariete empató a placer, adelantándose a todos a un pase de la muerte.
El empate no parecía un mal resultado, pero salió Asensio y se reivindicó. El balear culminó un contraataque y puso fin al sufrimiento del Madrid, que se creció cuando el rival estaba fundido.