Un desfibrilador 'a mano' de los pamploneses en pleno centro

NATV
-

La plaza del Castillo de Pamplona, epicentro de la ciudad, cuenta desde este miércoles con un desfibrilador público disponible las 24 horas gracias a un acuerdo de colaboración entre Cruz Roja y La Tasca de Don José.

Un desfibrilador 'a mano' de los pamploneses en pleno centro

Se trata de un Desfibrilador Externo Semiautomático (DESA) ubicado en la puerta del establecimiento, en el número 12 de la plaza del Castillo, que permite diagnosticar y tratar una parada cardiorespiratoria de manera guiada, pudiéndolo utilizar cualquier persona sin conocimientos previos.

En la presentación de este dispositivo han participado el presidente de Cruz Roja Navarra, Rafael Huarte, el enfermero responsable del programa de cardioprotección de Cruz Roja Navarra, Carlos Huarte, y el propietario de La Tasca de Don José, Santiago Crespo.

A pesar de la facilidad de uso, Carlos Huarte ha insistido en la conveniencia en tener conocimientos previos de primeros auxilios, ya que la rapidez ante una parada cardiorespiratoria es fundamental y unos segundos pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

“En vía pública lo podría utilizar cualquier persona, pero hay que tener en cuenta que hay que aplicar una descarga en los tres primeros minutos” ha matizado destacando que, para que esto sea posible, se necesitan muchos más desfibriladores disponibles y más formación para reconocer el problema al instante y no perder tiempo en pensar cómo actuar.

En estos momentos en Navarra hay unos 500 desfibriladores instalados, aunque el responsable del programa de cardioprotección ha señalado que “la mayoría son iniciativas privadas” y dejan de estar disponibles cuando cierran los establecimientos en los que se ubican, un factor importante teniendo en cuenta que el 80 % de las paradas se producen en la calle.

Según han indicado desde Cruz Roja, en España se producen unos 30.000 paros cardiacos al año, de los cuales solo entre un 5 % y un 10 % sobreviven, unas cifras muy diferentes a las que se dan en países como Dinamarca, donde la supervivencia es del 70 %.

En este sentido, Carlos Huarte ha asegurado que “España se encuentra a la cola de Europa” y, aunque hay muchas iniciativas privadas, ha denunciado que a nivel público no existe la misma implicación, lo que se traduce en escasez de desfibriladores y formación ciudadana.

Por parte de la Tasca de Don José, Crespo, ha comentado que le pareció “oportuno aprovechar la buena ubicación” del bar para poder dar un servicio “no solo a los clientes de la Tasca, sino a toda la plaza del Castillo”.

“Ojalá nunca sea necesario usarlo, pero si podemos ayudar, aunque solo sea una vez, será muy importante”, ha asegurado destacando la importancia de la formación de los empleados y reconociendo que existe entre ellos un sentimiento de responsabilidad para poder actuar correctamente si fuese necesario.

En caso de sospecha ante una parada cardiorespiratria, desde Cruz Roja han indicado que el primer paso es comprobar si la persona tiene pulso y respira, iniciando inmediatamente las maniobras de reanimación mientras se llama al 112 en caso de parada.

Desde este servicio telefónico informarán sobre los pasos a seguir mientras envían una ambulancia al lugar del suceso y facilitarán la clave para abrir el cofre en el que se encuentra el desfibrilador en caso de que fuese necesario.

Una vez abierto el dispositivo, este realizará un diagnóstico rápido e indicará en todo momento los pasos a seguir hasta que lleguen los sanitarios.