En menos de once días habrá ronda de consultas en Parlamento

NATV
-
En menos de once días habrá ronda de consultas en Parlamento - Foto: NATV

El nuevo presidente del Parlamento de Navarra tendrá un plazo de diez días para llevar a cabo la primera ronda de consultas entre los grupos parlamentarios a fin de conocer si existe ya un candidato a presidir el Gobierno foral.

Si lo hubiera, deberá convocar la sesión plenaria para su investidura con al menos 3 días de antelación, y si no hubiera candidato se abrirá un nuevo plazo.
Transcurridos tres meses desde la celebración de las elecciones al Parlamento de Navarra si no se presentara ninguno o los presentados no hubieran logrado los apoyos suficientes para ser investidos, el Parlamento se disolverá y se convocarán de inmediato nuevas elecciones.
Por tanto estos tres meses en el límite que tienen los grupos parlamentarios para negociar e intentar llegar a acuerdos que permitan sumar la mayoría necesaria, que en este momento no la tienen ninguno de los que han mostrado su voluntad de presidir la comunidad.
Así el candidato de Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos), Javier Esparza, que cuenta con el respaldo de 20 parlamentarios, busca la abstención del PSN (11) a cambio de la de los dos diputados de UPN en la investidura de Pedro Sánchez, y la socialista María Chivite quiere sumar a sus once escaños los de Geroa Bai (9), Podemos (2) e I-E (1) para un gobierno de progreso y plural, pero necesitará al menos de la abstención de EH Bildu (7) con quienes no quiere hablar.
Será mañana, en la sesión constitutiva del Parlamento de la X Legislatura, cuando se pueda apuntar en qué dirección caminan los posibles pactos en función de cómo quede conformada la Mesa de la Cámara que estará integrada por presidencia, dos vicepresidencias y dos secretarías.
A 26 horas de esta elección, se sabe que tanto PSN como Geroa Bai aspiran a presidir el Parlamento, que PSN no quiere que Bildu esté en la Mesa, lo contrario de lo que defienden Geroa Bai e I-E, y que Navarra Suma considera que su presencia sería la demostración de que los socialistas "habrá aceptado un acuerdo que incluye a los independentista vascos".