Atacan a dos buques petroleros en el golfo de Omán

Europa Press
-
Atacan dos buques petroleros en el golfo de Omán - Foto: IRIB NEWS

El 'Front Altair' se ha incendiado por su carga de 75.000 toneladas de nafta, mientras que el 'Kokuka Courageous' ha sufrido daños en el casco. Los tripulantes han sido rescatados por barcos locales cercanos a la costa iraní

Dos buques petroleros han sido evacuados este jueves tras sufrir sendos ataques en el golfo de Omán, según ha informado la V Flota de Estados Unidos. El suceso se produce en plena escalada de tensión entre la potencia americana e Irán.
El supuesto ataque también ha sido confirmado por el grupo de Operaciones Marítimas Comerciales de Reino Unido (UKMTO), que forma parte de la Royal Navy. La institución ha dado la voz de alarma al informar de que se había producido un "incidente" en el golfo de Omán, cerca de la costa iraní.
Las fuentes han identificado a los barcos afectados como el Front Altair, con bandera de las Islas Marshall y operado por la naviera noruega Frontline para la petrolera taiwanesa CPC, y el Kokuka Courageous, de Panamá. El diario especializado en temas navieros Tradewinds ha contado que el primer buque ha sido alcanzado por un torpedo cuando navegaba frente a las costas del emirato de Fujairá. La petrolera taiwanesa ha confirmado los hechos. Según Frontline, su barco llevaba 75.000 toneladas de nafta, por lo que se ha incendiado. Por suerte, sus 23 tripulantes han sido evacuados a un buque cercano, ha dicho el portavoz. 
Por otro lado, el Kokuka Courageous, operado por la empresa de Singapur BSM, ha sufrido un incidente de seguridad que ha causado daños por lo que los 21 tripulantes han sido evacuados por el Coastal Ace, que se encontraba en los alrededores, según ha informado un portavoz de BSM. Uno ha resultado herido pero no reviste gravedad, ha aclarado. Además, el Kokula sigue en la zona y no hay peligro de hundimiento ni daños en el cargamento de metanol.

Se trata de un nuevo "incidente" después de las "operaciones de sabotaje" contra cuatro petroleros, dos de ellos saudíes, cerca de la misma zona el mes pasado. Ese suceso provocó un repunte de tensión en el golfo Pérsico después de que Arabia Saudí y Estados Unidos acusaran a Irán de estar detrás de ese "sabotaje", un extremo que Teherán niega.
Además, EEUU ha decidido aumentar su despliegue militar en Oriente Medio tras este repunte con Irán a causa de las sanciones económicas de Washington y a la designación de los Guardianes de la Revolución iraníes como grupo terrorista.