El Parlamento rechaza retirar libros de texto como hizo UPN

NATV
-

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazo este jueves una moción de Navarra Suma que pretendía retirar de uso varios libros de texto, como hizo en su día el Gobierno de UPN, por no respetar la realidad institucional de la Comunidad Foral.

El Parlamento rechaza retirar libros de texto como hizo UPN - Foto: ARCHIVO

La iniciativa de NA+, que también reclamaba y se ha aprobado al abstenerse el PSN un análisis de libros de texto en euskera, tiene su origen en un informe de la inspección educativa del curso 2009-2010 que concluía que varios libros de texto utilizados en centros del modelos D no respetaban la realidad institucional de Navarra, lo que motivó que el Gobierno de UPN los retirara del programa de gratuidad y notificara a los centros la imposibilidad de su uso.

Con la llegada del Gobierno cuatripartito en la pasada legislatura se revocaron estas órdenes y los citados libros podían ser utilizados de nuevo y volvieron a ser gratuitos, situación que se mantiene a día de hoy según NA+, que ha criticado la "omisión" del actual Ejecutivo en materia de inspección.

Y al respecto el parlamentario Pedro González ha recordado que, en su discurso de investidura, Uxue Barkos dijo que la educación sería "la obsesión" de su Gobierno y "así volvieron a meter en el sistema educativo unos textos ilegales" que "incluían a Navarra en el contexto global de Euskal Herria".

Eran unos libros, ha precisado, que además de no cumplir el currículo al presentar contenidos "distorsionadores de la realidad" de Navarra "vulneran la Constitución, el Amejoramiento y la LOE".

"Ahora ustedes tienen la responsabilidad de mantener en el sistema unos libros de textos ilegales y además pagados por todos los navarros y navarros", ha indicado al Gobierno de María Chivite, al que ha recordado las críticas al nacionalismo del programa electoral del PSN.

El socialista Jorge Aguirre sin embargo ha pedido "menos demagogia" ya que los libros no se prohibieron y ha lamentado la falta de cortesía parlamentaria de NA+ al no admitir una enmienda a su moción "porque sigue utilizando el euskera para confrontar".

Y tras defender el control de los libros de texto para muchos asuntos, no solo para este, ha pedido al consejero que "vele por que no incumplan los principios y valores recogidos en la Constitución".

Jabi Arakama, de Geroa Bai, ha sostenido que los libros se dejaron de financiar públicamente pero se pudieron seguir usando también cuando UPN gobernaba si se disponía de dinero para pagarlos, ha defendido la libertad de cátedra, criticado la "euskarofobia" de NA+ y abogado por el diálogo, "nunca por la censura, y menos por el señalamiento siempre de la misma minoría".

Desde EH Bildu, Bakartxo Ruiz ha cuestionado que se quiera convertir a los inspectores en "inquisidores" y pedido a NA+ la retirada de la moción porque "es muy grave" en el siglo XXI hablar "de censura", aunque solo para "unos materiales concretos", y querer "mirar al pasado" cuando se buscaba "españolizar a los alumnos" y "el ahogamiento económico" de las ikastolas como "chantaje" a las familias.

Mikel Buil, de Podemos, ha apostado por "la libertad, la democracia y la pluralidad" de Navarra y criticado que NA+ proponga "una censura de libros y una política educativa a favor de la religión y en contra de Skolae y la diversidad".

"Las ordenes forales están bien derogadas", ha señalado la portavoz de I-E, Marisa de Simón, quien ha rechazado utilizar la educación para "cualquier tipo de adoctrinamiento" y defendido a la inspección educativa, que "hace su trabajo con todo rigor".