Osasuna pierde su condición de invicto en el Bernabeu

Gonzalo Velasco
-

2
Real Madrid
0
Osasuna
Finalizado
Primera derrota de Osasuna en Liga. Los rojillos no perdían desde hace dieciséis encuentros. Su última derrota estaba fechada en marzo. Vinicius y Rodrygo marcaron los tantos blancos en un partido marcado por las rotaciones en ambos conjuntos.

Osasuna pierde su condición de invicto en el Bernabeu

Duelo de invictos en el Santiago Bernabeu y un partido marcado por las rotaciones en ambos equipos titulares. Hasta ocho en la escuadra blanca y siete en la rojilla. Arrasate se decantó por dar oportunidades a los menos habituales. De hecho, el técnico vasco hizo debutar a los centrales Raúl Navas y Roncaglia. El primero en lugar de Aridane y el segundo, ya previsto, por el lesionado David García. Lillo relevó a un Nacho Vidal que, como el central canario, lo había jugado todo hasta el momento. El único que se mantuvo en la zaga fue Estupiñán. Moncayola sustituyó a otra baja médica como Oier mientras que Mérida continuó en el once. En ataque, Rubén García fue el único que repitió ante el Betis. Brandon, Rober Ibáñez y Cardona salieron de inicio en detrimento de Adrián, Torres y Ávila.

Osasuna salió con la idea clara de no presionar tan arriba como en los anteriores partidos y esperar a un Real Madrid al que le costó en el juego estático. Esta apuesta quedó reflejada para el minuto 3 cuando los rojillos robaron el esférico y salieron a la contra con hasta cinco efectivos llegando al área de Areola. Los locales tardaron 18 minutos en disfrutar de su primera jugada de peligro. Un centro por la derecha de Odriozola dio en Navas y el balón salió disparado hacia su propia portería pero Rubén Martínez se lució sacando una buena mano demostrando grandes reflejos. Jovic remató alto el rechace cuando el público comenzaba a cantar gol. Acto seguido, Kroos probó suerte con un disparo desde fuera del área tras pérdida rojilla en campo propio. Y es que Osasuna sufrió poco en ataque posicional madridista pero sí lo hizo tras pérdida. Precisamente así llegó el tanto de Vinicius en el 36, que fue lo que aguantó Osasuna con la potería imbatida. El brasileño aprovechó una apertura de Kroos y la distancia que le regaló Lillo para disparar desde la frontal. Un balón que rozó en Navas lo que provocó que el mismo se colara por la escuadra haciendo imposible la intervención del portero Rubén Martínez. No obstante, Osasuna pudo empatar en el último minuto de la primera parte. Estupiñán recupera un balón en campo propio, se la cede en corto a Mérida quien ve el desmarque de Cardona para enviar un medido pase largo. El delantero catalán, que le ganó la espalda a Militao, encaró al meta del Real Madrid y, ya dentro del área, no pudo rematar a portería en el mano a mano al llegar muy forzado y cansado por el sprint. Así finalizaron los primeros 45 minutos de un buen Osasuna que estuvo algo inocente en ataque pero muy bien atrás donde sólo un disparo, con cierta fortuna, desequilibró el marcador en el Santiago Bernabeu.

La segunda mitad no fue tan buena. Osasuna siguió cometiendo errores y pérdidas en campo propio que incrementaron las opciones de gol de los locales. Así ocurrió tras una falta de entendimiento entre Estupiñán y Roncaglia a los cinco minutos de la reanudación que permitió al Real Madrid disfrutar de un dos contra uno que Jovic, en el mano a mano con Rubén, envío alto. El delantero, fichado por 60 millones este verano, sí marcó tras otra pérdida, ésta absurda en el centro del campo tras saque de banda, de Rubén García. El Real Madrid montó la contra, Lucas Vázquez asistió a Jovic quien batió a Rubén pero Mateu Lahoz invalidó la jugaa por fuera de juego. Los blancos estuvieron mucho más cómodos en esta segunda parte y sentenció el choque por medio de Rodrygo, quien acababa de salir en sustitución del otro goleador Vinicius. Un buen cambio de juego madridista permitió al brasileño encarar a Lillo por la izquierda del ataque madridista, Rodrygo se abrió al interior y batió a Rubén en el 72. Osasuna desapareció definitivamente. El último goleador pudo hacer un doblete a diez minutos para la conclusión cuando Jovic peinó un saque de esquina y el joven delantero no llegó por poco al remate en el segundo palo.

- Foto: LaLiga

Más fotos:

- Foto: LaLiga
- Foto: LaLiga
- Foto: LaLiga
- Foto: LaLiga