El Orfeón Pamplonés arranca nueva temporada 'a lo grande'

NATV
-

El Orfeón Pamplonés acomete una temporada en la que pretende asentar su presencia en importantes escenarios sinfónico-corales a la vez que expande su actividad en el mundo de la empresa y entre los más jóvenes.

Así se ha puesto de manifiesto en la rueda de prensa en la que el presidente de la institución, Daniel Sánchez, ha abogado por la "búsqueda de sinergias, alianzas y contactos" con diferentes colectivos y sectores del tejido social, como son los centros educativos y las empresas, donde además de tener la oportunidad de conocer al Orfeón Pamplonés puedan incluso cantar con la conformación de un coro propio.

Este incremento de la actividad del Orfeón Pamplonés, que además del coro principal cuenta con una escolanía y un coro juvenil donde se forma la cantera, estará acompañado de una sede de la institución renovada y mucho más grande, adaptada a la legislación vigente, ya que a su sede tradicional han sumado el piso inferior del edificio que había quedado vacante, y que junto al resto del los locales ha sido objeto de reforma.
El Orfeón Pamplonés arranca nueva temporada 'a lo grande'El Orfeón Pamplonés arranca nueva temporada 'a lo grande' - Foto: Orfeón Pamplonés
El directo musical del Orfeón, Igor Ijurra, ha sido el encargado de presentar los hitos más destacados de la temporada recién comenzada, en la que, como en anteriores períodos, ofrecerán un trabajo "eminentemente sinfónico, en compañía de orquestas" -que suele suponer el 75 % de su tarea-, mientras que el resto de sus actuaciones será 'a capela' o sin acompañamiento.

Este último formato es en muchas ocasiones el que pueden ver y escuchar los aficionados de las localidades que en la propia Navarra visita el orfeón a lo largo del año, una versión sin acompañamiento instrumental que no va acompañado de un descenso en la calidad en el repertorio de las obras, ha advertido Ijurra.

"No vamos a lo fácil", ha dicho para advertir: "Nos gustan programas que tengan sentido, mostrar el patrimonio de nuestra música", al tiempo que ha reconocido que en este repertorio es en el que el orfeón puede tener "más creatividad" a la hora de programar, ya que en el sinfónico suelen ser las orquestas con las que actúan las que deciden cuándo y qué obras se interpretan.

Así, la temporada sinfónica del Orfeón ya comenzó este mes de octubre con la interpretación del "Te Deum" de Lorenzo Ondarra junto a la Orquesta Sinfónica de Navarra, cuya temporada 2019-20 también cerrarán en mayo con otro concierto conjunto, y con la que les une "una relación muy importante y profunda", y también con su nuevo director, Manuel Hernández Silva.

"Somos unos socios naturales y necesarios", ha señalado el director del coro, quien precisamente a esta "relación muy cercana" ha atribuido la posibilidad de proponer y sugerir obras para interpretar juntos, ya que lo habitual es que las orquestas les llamen y les pidan su interpretación en un programa con obras y fechas ya cerradas, donde "desgraciadamente el director del Orfeón en el repertorio sinfónico coral no elige".

Es el caso de otros de los "hitos" de esta temporada, cuando el 21 de noviembre con la Orquesta de Valencia ofrezcan en la ciudad del Turia su cuatro concierto juntos en 10 años.

Un mes más tarde el Teatro Gayarre acogerá el "Catulli Carmina", una de las tres cantatas de Carl Off que completan el Carmina Burana y el Triunfo de Afrodita, que interpretarán con cuatro pianos y ocho percusionistas, "una joya poco frecuente y difícil para el coro" pero muy agradecida para el público.

El 4 de abril ya de 2020 actuarán en la temporada de Baluarte con "Iván el terrible" de Prokofiev junto a la orquesta del teatro Mariinsky de San Petersbrugo, dirigida por Valery Gergiev, "uno de los cinco directores más influyentes del mundo", ha dicho Ijurra, quien con humor ha recomendado que un buen regalo de Navidad sería "un pack" con entradas de estos conciertos del Orfeón Pamplonés, "y a precios mas baratos que el fútbol".

Su participación en verano en un "festival importante" que aún no se puede desvelar cierra una programación que, durante el grueso del curso, tiene dos iniciativas en las que se volcarán la Escolanía y el coro juvenil del Orfeón, la creación de una red coral de institutos de Navarra que por el momento comienza su experiencia compartiendo partituras, y escenario al final del curso, con los institutos Navarro Villoslada y Alaiz de bachiller escénico.

Se trata de ayudar a "crear una cantera coral", que "los chavales aprendan a cantar en grupo, a encontrar en el canto una manera de entrar en la música, a comprobar que los valores del canto coral se pueden aplicar a otros ámbitos de la vida", y a crear público.

El segundo proyecto es el de la competición de coros de empresa ya puesta en marcha, una experiencia que es habitual en países como Francia y Alemania, y que aorta "cohesión" entre los trabajadores, además de didáctica musical.