El Parlamento foral aprueba la ley de medidas tributarias

NATV
-

Esparza reprocha al PSN que "haya preferido al nacionalismo vasco" y Alzórriz critica la "nefasta estrategia" de la coalición

El Parlamento foral aprueba la ley de medidas tributarias

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves el proyecto de ley foral de medidas tributarias presentado por el Gobierno foral con los votos a favor del PSN, Geroa Bai y Podemos y las abstenciones de Navarra Suma, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra.

La ley aprobada incluye, entre otras medidas, la deflactación de la tarifa del IRPF en un 2 por ciento, cambios para no incentivar fiscalmente los gastos en casos de patrocinio que incitan al juego y a las apuestas o la introducción de beneficios fiscales a las unidades empresariales de I+D+i.

En el debate desarrollado en el pleno de la Cámara, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha criticado el "pacto" del Gobierno foral con EH Bildu para que este proyecto de ley salga adelante y ha lamentado que la coalición abertzale "siga decidiendo la política fiscal de este Gobierno", lo que ha calificado como "un error histórico".

Ha advertido Esparza de que "el pacto con EH Bildu va a manchar toda la legislatura" y ha reprochado a la presidenta, María Chivite, que "haya preferido elegir al nacionalismo vasco y EH Bildu en lugar de explorar con sinceridad acuerdos" con Navarra Suma. En todo caso, y frente a la "irresponsabilidad" del Gobierno foral, ha remarcado que la coalición no va a votar en contra de la ley de medidas fiscales porque para NA+ "por encima de este Gobierno pentapartito está el interés general y el conjunto de los navarros".

Por su parte, el socialista Ramón Alzórriz ha defendido el proyecto de medidas fiscales del Gobierno, ha puesto en valor "el diálogo, la negociación y el acuerdo entre diferentes" y ha dado las gracias a "los grupos que permitirán avanzar en nuestra tierra" con la aprobación de esta ley.

Ha señalado Alzórriz que mientras que por parte de EH Bildu "han encontrado propuestas fiscales, que nada tienen que ver con sus pretensiones identitarias", Navarra Suma ha mantenido "una nefasta estrategia". Y ha acusado a la coalición de UPN, Ciudadanos y PP de tener "viejos vicios de falta de diálogo con quien piensa diferente" y de "buscar un relato permanente diseñado para decir no".

Por parte de Geroa Bai, Mikel Asiain, ha defendido la "política tributaria de la anterior legislatura que han llevado a unas cuentas saneadas" frente "a la vieja política fiscal, que puso en peligro la viabilidad financiera" y también ha valorado positivamente las medidas tributarias planteadas por el Gobierno actual, unas medidas "responsables y lejos del populismo que otros reclamaban". No obstante, ha reconocido que "queda camino por recorrer" y que "hay tareas pendientes para el año nuevo que está a la vuelta de la esquina".

EH BILDU DEFIENDE SU "LEGITIMIDAD"

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz, por su parte, ha defendido, ante las críticas de Navarra Suma, la "legitimidad" de la coalición abertzale que "le dan los ciudadanos en las elecciones" y ha reprochado a NA+ que "crea que las instituciones navarras eran suyas". Ha valorado el representante de EH Bildu que el PSN "haya tenido una opinión sensata y no haya caído en la trampa de la contrarreforma fiscal" y ha señalado que aunque las modificaciones fiscales aprobadas "no son para echar cohetes, sirven para avanzar en determinadas cuestiones y hay compromisos políticos para estudiar" de cara al año 2020.

En representación de Podemos, Mikel Buil ha destacado que esta ley "no supone una contrarreforma" a la senda iniciada en la anterior legislatura "como viene planteando Navarra Suma con una pérdida de recaudación", sino que "se continúa con una senda progresista". Ha señalado el representante de la formación morada que "aunque nos hemos dejado pelos en la gatera, hemos conseguido un acuerdo en aspectos importantes para la ciudadanía navarra" y se ha mostrado "satisfecho" de "la influencia política que ha tenido Podemos" con su "actitud responsable de consolidación de la coalición" de Gobierno.

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha explicado que ha decidido abstenerse porque, por un lado, "valoramos algunas mejoras, aunque no sean suficientes", pero ha lamentado que el impuesto de Sociedades "quede sin corregirse, un agujero negro en relación a la justicia fiscal". Según ha dicho, se queda con "un sabor agridulce, dulce porque NA+ no ha conseguido introducir sus enmiendas para avanzar en un sistema fiscal más injusto, pero agrio porque no se va a corregir la injusticia de los beneficios empresariales de las grandes empresas".