La navarra Ana Beltrán, en el comité negociador de pactos

NATV
-
La navarra Ana Beltrán, en el comité negociador de pactos - Foto: Archivo NATV

El PP ha configurado un comité para la gobernabilidad que coordinará las negociaciones de los pactos a nivel autonómico y local. La navarra Ana Beltrán se encargará de las negociaciones para la formación del Gobierno de la Comunidad Foral.

El comité negociador estará dirigido desde Génova por un equipo integrado por el propio García Egea, el vicesecretario de Organización, Javier Maroto, y la diputada y líder del PP navarro, Ana Beltrán, según ratificó el Comité Ejecutivo Nacional. A este equipo se ha sumado la vicesecretaria de Política Social y coordinadora de la campaña de las elecciones municipales y autonómicas, Cuca Gamarra.

En el ámbito autonómico, Ana Beltrán se encargará de las negociaciones para la gormación del Gobierno de la Comunidad Foral, Javier Campoy se encargará de las negociaciones del Gobierno de Aragón; Paco Vázquez, en Castilla y León; David Pérez y Ana Camins en Madrid; José Miguel Luengo en la Región de Murcia y Lope Alfonso en Canarias.
Los responsables del comité para las negociaciones a nivel municipal serán los diputados por Madrid Antonio González Terrol y por Cáceres Alberto Casero.A nivel provincial se encargarán el diputado por Valencia Vicente Betoret y por Murcia Isabel Borrego, y para las comunidades autónomas será el diputado por Alicante César Sánchez. Además, los presidentes de Ceuta y Melilla, Juan Jesús Vivas y Juan José Imbroda, serán los encargados en las dos ciudades autónomas.
García Egea ha asegurado que con la constitución del comité para la gobernabilidad el PP construye "el futuro del partido para los próximos 4 años" y ha recordado que obtuvieron mayoría absoluta en 2.300 municipios.

AYUDA EN LAS NEGOCIACIONES DESDE GÉNOVA
Desde Génova se "centralizarán" las posibilidades de gobierno y se ayudará a los representantes territoriales en las negociaciones, pero no se tomarán desde la dirección las decisiones sobre acuerdos para gobernar sin contar con los distintos territorios, según apuntan fuentes del partido.
El modelo a seguir es el establecido en Andalucía, con un acuerdo de Gobierno con Ciudadanos y otro posterior con Vox para conseguir su apoyo a investidura.
La línea roja para estos acuerdo será el respeto a la Constitución, según ha remarcado en distintas ocasiones el líder del partido, Pablo Casado, y también no renunciar a los "principios y valores" del partido, como considera que ya se hizo con los dos acuerdos firmados para el Gobierno andaluz con Vox y Ciudadanos.
El PP tampoco está dispuesto a entrar en un "intercambio de cromos" con la formación naranja respeto a los distintos candidatos, sino que presentará a los suyos en todos aquellos gobiernos autonómicos y locales donde vea posibilidad de sumar con los otros partidos de derecha.
Tras los resultados obtenidos el 26 de mayo, los populares aspiran a gobernar en cinco comunidades autónomas -Madrid, Castilla y León, Murcia, Aragón y Navarra- y en 23 capitales de provincia