Na+ presentará una ley contra el euskera en Administración

NATV
-

Esparza ha pedido un pleno extraordinario en la Cámara foral para abordar una proposición de ley registrada por este grupo parlamentario al objeto de que se derogue el decreto que regula el uso del euskera en la Administración Pública de Navarra.

Na+ presentará una ley contra el euskera en Administración - Foto: Europa Press

Además de esta proposición de ley, Navarra Suma ha registrado una moción en la misma línea y por la que se insta al Gobierno foral a "paralizar de forma inmediata" la aprobación de los planes lingüísticos de los departamentos del Ejecutivo foral elaborados en aplicación del citado decreto.

Esparza ha criticado en rueda de prensa que el actual Gobierno foral, que se encuentra en funciones, "sigue demostrando su obsesión por euskaldunizar Navarra" en un periodo que "debiera ser transitorio". "Están pisando el acelerador porque se ven fuera", ha señalado, y lo hacen, ha dicho, para "imponer el euskera en la Administración foral, para consolidar plazas euskaldunes dentro de la Administración, plazas que no reflejan la realidad sociolingüística de Navarra".

Ha señalado que en las elecciones del 26 de mayo "los ciudadanos castigaron las políticas del gobierno nacionalista y se está produciendo ahora un fraude electoral, un no respetar lo que los ciudadanos dijeron". "Están haciendo políticas que han sido derrotadas en las urnas por la sociedad navarra", ha indicado, para calificarlo de "intolerable".

Javier Esparza ha expuesto que "estamos hablando de puestos de trabajo a los que debiéramos tener derecho todos los ciudadanos" y se ha preguntado "qué va a hacer el PSN". "Hoy en el Parlamento hay 31 parlamentarios que están en contra de la política lingüística que está realizando el gobierno cuatripartito", ha afirmado, para defender una "política lingüística proporcional y razonable" y que "respete la realidad de esta tierra".

Ha explicado la propuesta de ley que han registrado en la Cámara para derogar el decreto sobre el uso del euskera en las Administraciones públicas y "volver a la situación de la que no debiéramos haber salido", donde "sí se respetaba la igualdad de oportunidades y los derechos de todos los ciudadanos".

Ha señalado Esparza que dicho decreto foral fue "cuestionado" por el Consejo de Navarra y "ha sido objeto de recursos en los tribunales por varios sindicatos". "Queremos paralizar lo que se está haciendo y garantizar la igualdad de oportunidades de los niños en Navarra cuando eligen el modelo educativo sobre todo en la zona no vascófona", ha dicho, para apuntar que "hay privilegios para aquellos que en la zona no vascófona eligen el modelo D, se abren aulas con 5 alumnos, se les paga el transporte y el comedor...".

Se recoge en el artículo 1 del texto de Navarra Suma que el Ejecutivo foral realizará, en 6 meses, una evaluación sobre cómo debe valorarse el conocimiento de euskera para el acceso a la función pública y el perfil lingüístico de las diferentes plazas de la Administración. Y se añade que, una vez realizada la evaluación, se elaborará un nuevo decreto foral que "garantizará que el euskera como mérito no supere el 6 por ciento, o el 10 por ciento en los puestos con mayor grado de atención a la ciudadanía en la zona vascófona; el 3 por ciento, o el 6 por ciento en los puestos con mayor grado de atención a la ciudadanía en la zona mixta; y en la zona no vascófona no se considerará el euskera como mérito".

En el artículo 2 indica que la oferta educativa del modelo D en la zona no vascófona "se regirá por los mismos criterios que la que se realice para los demás modelos". "Los mismos, ni más ni menos", ha dicho Esparza.

En la moción que también ha registrado Navarra Suma se insta al Gobierno de Navarra "a paralizar de forma inmediata la aprobación de los planes lingüísticos de los departamentos del Gobierno de Navarra y de sus organismos públicos". Se pide también que se "derogue de forma inmediata la orden foral por la que se da publicidad al procedimiento a seguir en relación con las personas empleadas que en cada caso se puedan ver afectadas por el cambio de perfil lingüístico de la plaza que vinieran ocupando".

Asimismo, se insta al Gobierno a "paralizar" todas las modificaciones de plantilla orgánica que se pueden estar llevando a cabo en aplicación del decreto, de la orden foral y de los planes lingüísticos.