Esparza dice que "no cederá a chantajes ni votará a Chivite"

NATV
-

Javier Esparza ha destacado que Navarra Suma "no va a aceptar el chantaje de nadie y no vamos a abstenernos ni a votar a favor de una presidenta socialista". Asimismo, ha añadido que "no vamos a dar la Vicepresidencia a María Chivite".

Esparza ha recalcado que Navarra Suma "va a respetar el mandato de los navarros el próximo domingo en las urnas" como "opción más votada y con la fortaleza para gobernar". "Los navarros nos van a decir que gobernemos" sin "el nacionalismo y sin el populismo" y "les vamos a hacer caso", ha señalado.

La plataforma electoral conformada por UPN, PP y Ciudadanos ha celebrado este domingo en Baluarte su acto central de campaña en el que se ha presentado a los integrantes de las listas de Navarra Suma al Ayuntamiento de Pamplona y del Parlamento de Navarra.

En su intervención, Javier Esparza se ha dirigido a quienes "se han sentido defraudados" con el actual Gobierno, a los votantes "que no fueron a votar en 2015 porque estaban enfadados" y a los socialistas "que no quieren un pacto con el nacionalismo", para pedirles "que concentremos el voto en torno a Navarra Suma porque somos la única opción para que no vuelva a gobernar el nacionalismo".

Esparza ha asegurado que "vamos a ganar las elecciones, vamos a doblar al siguiente partido, vamos a tumbar el cuatripartito, vamos a gobernar Navarra y vamos a recuperar la Alcaldía de Pamplona y muchos municipios de Navarra". "Les quedan cuatro días", ha remarcado.

Ha afirmado que "estas elecciones no van de políticas de derechas e izquierdas" sino de "nacionalismo o constitucionalismo, ruptura o unidad de España". "La diferencia es que hasta ahora el PSN estaba del lado de los constitucionalistas y ahora dice que quiere gobernar con los nacionalistas y gobernar con los nacionalismos nunca es gratis", ha destacado.

En las próximas elecciones "nos vamos a jugar la esencia de lo que somos, de lo que es Navarra: una comunidad foral, diferenciada, española y europea", ha advertido. "Eso es lo que el nacionalismo vasco quiere cambiar, lo que nos quiere robar a todos", ha remarcado.

El nacionalismo quiere, ha dicho, "que Navarra sea Euskadi" y en estos cuatro años "han ido preparando el terreno para rematar la jugada si siguen gobernando". "Los navarros no quieren más nacionalismo y por eso el cuatripartito no va a tener votos suficientes para gobernar y su única tabla de salvación es el PSN", ha subrayado.

Javier Esparza ha pedido al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, "que no te engañen, te habrán contado que somos el diablo con cuernos, pero junto con el PSN hemos defendido una Navarra en libertad contra el nacionalismo excluyente y líder en empleo". "Y es lo que vamos a hacer a partir del 26 de mayo, con o sin el Partido Socialista", ha aseverado.

"El socialismo navarro quiere liderar el próximo Gobierno de Navarra" pero "en ocasiones las aspiraciones se encuentran de bruces con la realidad" que "nos dice que para que lidere un gobierno va a necesitar el apoyo de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra", ha apuntado. Por ello, ha preguntado a Chivite "si no ha escuchado" a los líderes del cuatripartito "despreciar a lo largo de la legislatura a los líderes y las políticas del Partido Socialista".

"¿Alguien se cree que en un pentapartito va a mandar el PSN?", se ha preguntado Esparza. "El nacionalismo vasco nunca pactará con el PSN si no es para hacer política nacionalista", ha remarcado el candidato que ha preguntado si el PSN "está dispuesto a aceptar todas las imposiciones del nacionalismo vasco para conseguir un sillón". "Un Gobierno así es más nacionalismo, populismo, más exclusiones y menos libertad", ha asegurado.

"QUEDA UNA SEMANA PARA ACABAR CON LA PESADILLA DEL CUATRIPARTITO"

El candidato de Navarra Suma a la Alcaldía de Pamplona, Enrique Maya, ha afirmado que queda "una semana para llenar las urnas de votos" y "terminar con esta pesadilla del cuatripartito" y "decir adiós al sectarismo y a las imposiciones nacionalista que han tenido maniatada Pamplona durante cuatro años". Al respecto, ha dicho que Asiron "tiene fecha de caducidad" y es "el 26 de mayo", día de las elecciones.

Maya ha destacado que Navarra Suma es "el muro de contención para la defensa de nuestra tierra frente a nacionalistas y populistas". En este sentido, ha afirmado que el próximo domingo "se elige entre Bildu o Navarra Suma, solo hay esas dos opciones, y no les dan los números al cuatripartito; así que alguien sabrá qué hacer para no darle la Alcaldía a Bildu".

El candidato de Navarra Suma ha asegurado que, tras las elecciones, "se termina el experimento de Asiron y su cuatripartito" y ha remarcado que "vamos a sumar y Pamplona va a volver a mirar al futuro porque esta ciudad es mucho mejor de lo que Asiron y los suyos creen".

Enrique Maya ha criticado que "han querido que nos conformemos con lo cutre" y "han intentado hacernos creer que Pamplona no es la capital del viejo reino imponiéndonos una bandera, la ikurriña, que no es la nuestra" y que "es una ciudad que no está con las víctimas y jalea a los terroristas".

"Les queda una semana", ha insistido Maya, que ha recalcado que "ya se acabó una ciudad que camina arrastrando los pies, que Pamplona se merece algo mejor que txoznas, letrinas y pivotes". Por ello, ha dicho a Asiron que "Pamplona tiene mucho más futuro del que es capaz de imaginar" y "es mucho más abierta y tolerante"

"Pamplona no es una ciudad más, es la capital de Navarra, que los que ahora gobiernan quieren que se una a Euskadi". "Por eso Pamplona es tan importante", ha remarcado.

Esparza asegura que “no votará a favor de Chivite” Navarra Suma
Esparza asegura que “no votará a favor de Chivite” - Foto: Navarra Suma